Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Combates entre tropas gubernamentales y yihadistas a 60 kilómetros de Bagdad

EL PAÍS EL PAÍS 17/06/2014 Agencias
Policías iraquíes, en un reten de control en el norte de Bagdad (Irak). © STR Policías iraquíes, en un reten de control en el norte de Bagdad (Irak).

Soldados del Ejército de Irak y milicianos yihadistas se enfrentaron la madrugada de este martes en Baquba, a 60 kilómetros al noreste de Bagdad. Al menos 44 presos murieron en un ataque insurgente encabezado por el Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL) contra una comisaría en Baquba, según fuentes médicas y de seguridad. Un portavoz del primer ministro, Nuri al Maliki, ha señalado que los prisioneros fueron asesinados por los extremistas, mientras que otros funcionarios indican que murieron a manos de las fuerzas de seguridad al intentar escapar.

más información
  • “Si Bagdad enferma, todos enfermamos”
  • Al Bagdadi, el díscolo de Al Qaeda que quiso vengar a Bin Laden
  • La ONU considera los asesinatos de soldados crímenes de guerra
  • “A los árabes nos discriminan”
  • Los yihadistas anuncian el asesinato de más de mil soldados
  • Los civiles de Irak temen verse atrapados en una nueva guerra

La Jefatura de Operaciones de la provincia de Diyala ha informado de que el Ejército iraquí logró frenar la ofensiva insurgente en varios barrios de Baquba, según la televisión oficial Al Iraquiya. En los enfrentamientos con los soldados murieron nueve extremistas y dos policías, mientras que otros seis uniformados resultaron heridos, según un comunicado.

Otra consecuencia de la ofensiva yihadista ha sido el cierre la noche del lunes de la mayor refinería de petróleo del país, Baiji. El personal extranjero ha sido evacuado ante la escalada de la violencia, según han informado responsables de la empresa, que han añadido que el Ejército iraquí sigue controlando las instalaciones y el personal local permanece en ellas.

Milicianos del EIIL tomaron Mosul, la segunda ciudad de Irak, la semana pasada y otros grupos armados suníes avanzaron hasta la localidad de Baiji, donde se ubica la refinería homónima, y la rodearon. "Debido a los recientes ataques con morteros, los responsables de la refinería han decidido evacuar a los trabajadores extranjeros para salvaguardar su seguridad y también parar completamente las unidades de producción para evitar así los posibles daños", ha explicado un ingeniero jefe de la refinería que ha preferido no revelar su nombre.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon