Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Comerciantes de Barcelona promueven la instalación de una escultura a Guifré el Pelós

La Vanguardia La Vanguardia 10/06/2014 Jaume V. Aroca

En la confluencia de la calle Comtal con Via Laietana en Barcelona, recién reurbanizada, casi enfrente del rotundo homenaje a Cambó, los comerciantes han propuesto alzar un nuevo hito, esta vez dedicado a Guifré el Pelós. La iniciativa artística tiene incluso autor, el escultor catalán Xavier Medina-Campeny. La propuesta arranca de la asociación del la calle Comtal con el apoyo de Barnacentre y la han recibido ya en el Ayuntamiento de Barcelona, donde le están dando vueltas. Los comerciantes han remitido una carta a diversos ciudadanos insignes de la ciudad para que traten de influir sobre el municipio, al que piden ayuda para sufragar los 150.000 euros que puede costar ubicar la escultura.

La obra de Medina-Campeny es una especie de estela ribeteada en su extremo superior por un torso en bajorrelieve. En la estela, según el proyecto que los promotores han enviado para recabar apoyos, se encastaría en relieve una bandera catalana.

En la carta que han remitido los promotores se afirma que pretenden inaugurar la escultura el próximo Onze de Setembre y que el quinto teniente de alcalde del Ayuntamiento y responsable del área de Cultura, Jaume Ciurana, así como la concejal de Ciutat Vella, Mercè Homs, "están haciendo las gestiones adecuadas para conseguir llegar a esta fecha histórica con la escultura que todos deseamos esté presente en la calle Comtal".

Los legos se preguntarán por qué en la embocadura de esta calle, ya de por sí recargada merced a la decoración del hotel Ohla, el edifico de los ojos saltones. La razón es que la calle Comtal recibe su nombre porque allí estaba el palacio de Valldaura, extramuros de la ciudad, donde residía temporalmente Guifré el Pelós que es el primer conde de Barcelona que, sin romper su vasallaje con el rey francés, designó a sus sucesores, dando principio a la saga de los condes catalanes.

De hecho, hasta la controvertida conversión en hotel del edificio de Via Laietana que albergara en su día los almacenes Vilardell, había en la parte trasera de este edificio unos azulejos que evocaban el vínculo de esta bocacalle con los condes de Barcelona

El artista propuesto para alzar este monumento es Xavier Medina-Campeny, que residió muchos años fuera de Catalunya -entre otros lugares, tuvo su estudio en Nueva York- y ahora vive entre Barcelona y el Empordà. Hay obras de Medina-Campeny en diversos lugares del mundo y también en Barcelona, Tal vez uno de los más populares sea el homenaje a la Colometa, en la plaza del Diamant, en Gràcia. En el área metropolitana hay diversas obras suyas en l'Hospitalet de Llobregat y en Sant Joan Despí.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon