Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Competencia de Brasil rechaza el recurso de Telefónica sobre Vivo

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 05/06/2014 El País

El Consejo de Administrativo de Defensa Económica de Brasil (CADE), la agencia gubernamental que regula la competencia, ha rechazado este jueves el recurso de Telefónica contra la decisión que el mismo organismo tomó en diciembre del año pasado, y que obligaba a la empresa española a vender el 50% de Vivo o a deshacerse de sus acciones en TIM e imponía una multa de 15 millones de reales (cerca de 5 millones de euros), según una información publicada por el diario brasileño O Estado de S. Paulo, citado por la agencia Bloomberg.

más información
  • Telefónica trabaja en una oferta conjunta por TIM Brasil, según la prensa italiana
  • Alierta y Linares dimiten del consejo de Telecom Italia como gesto hacia Brasil
  • Bruselas insta a España a parar ayudas multimillonarias a sus multinacionales

En 2013 el CADE tachó la presencia simultánea de Telefónica en el mercado de telefonía móvil brasileño, a través de su participación directa en Vivo y su participación indirecta en TIM Brasil (controlado por Telecom Italia), de incompatible con las reglas de competencia del país. Vivo y TIM son respectivamente el primer y es segundo operador del país, y controlan más de la mitad del mercado móvil brasileño.

El regulador ha confirmado por tanto la decisión tomada el año pasado, obligando la empresa española a abandonar su posición en Telecom Italia o a vender su participación en Vivo. Las explicaciones de la compañía de que su participación con derecho de voto se quedaría invariada y no aumentaría, no evitó la reacción negativa del regulador y del Gobierno de Brasilia.

El CADE penalizó en diciembre a Telefónica con una multa de 15 millones de reales (4,65 millones de euros), y a TIM con otra sanción de un millón de reales (300.000 euros). El regulador consideró que la maniobra de Telefónica no respetó el llamado acuerdo de desempeño de 2010, por el que la empresa se comprometía —al asumir el pleno control de Vivo— a no tomar decisiones gerénciales de TIM Brasil ni incrementar su presencia en Telecom Italia. Fuentes cercanas a la compañía señalan que el recurso que ha rechazado Brasil se ceñía a la multa.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon