Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Concha Velasco revela que tiene cáncer: “Voy a plantarle cara”

EL PAÍS EL PAÍS 28/05/2014 Mábel Galaz

Concha Velasco  ha anunciado en una entrevista exclusiva, que ocupa la portada de la revista ¡Hola! de esta semana, que padece cáncer. "Me han detectado un linfoma", cuenta en las páginas de la publicación. "Voy a plantarle cara a la enfermedad con todas mis fuerzas", asegura la actriz que lleva 52 años sobre los escenarios donde ha cosechado importantes éxitos tanto en el cine como en el teatro. "Concha ahora está tranquila y animada, con planes de regresar a trabajar en cuanto pueda. Ella habla de septiembre pero todo depende de cómo vayan las cosas", ha asegurado su agente Antonio Rubial a EL PAÍS. Está previsto que entre en quirófano la semana próxima y que a continuación se someta a sesiones de quimioterapia.

Velasco de 74 años fue operada de urgencia por una peritonitis el pasado 3 de abril. Semanas más tarde, volvió a ser intervenida, esta vez por una hernia. Pero no fue la última vez que pasó por el quirófano.  Poco después, fue operada de la vesícula. Todos estos baches en su salud la obligaron a dejar de lado su trabajo, primero cancelando la gira teatral que estaba realizando con éxito como protagonista de la obra Hécuba y, más tarde, a dejar su participación en el programa Vive cantando. Su hijo mayor Manuel, sin embargo, declaró hace solo unos días que su madre estaría lista para regresar al escenario el próximo septiembre. La artista se separó de Paco Marsó, ya fallecido, y es madre de dos varones y abuela de otro.

Portada de la revista '¡Hola!'. © Proporcionado por El Pais Portada de la revista '¡Hola!'.

El cáncer ha venido a coronar ese difícil período. La artista cuenta en la entrevista cómo se enteró de la enfermedad a la que ahora se enfrenta. "Empecé a llorar y tuve un ataque de pánico", relata, al referirse al momento en que el médico le dijo que le habían descubierto el tumor maligno. Sin embargo, ha decidido mirar al futuro con toda la energía que puede reunir: "Después de la quimio, me pondré un pañuelito en la cabeza y saldré, pero que me dejen también llorar un poquito". Asegura que ha vivido un rápido cambio de actitud. "Casi no me perdono el haber reaccionado como reaccioné, viniéndome abajo. No me esperaba eso de mí. Pero ya he adoptado una actitud positiva".

En enero de 2013 Concha Velasco confesaba sus nervios al recibir el Goya de honor de la 27ª edición de los premios de la Academia de Cine. “Los nervios son siempre necesarios. No se fíen de esa gente que dice siempre estar tranquila”, aseguraba la actriz que fue acogida con una gran ovación y todo el público puesto en pie. “No hay nada que me guste más que estar en un escenario y con un Goya. Era el premio que me faltaba”, dijo una llorosa y emocionada Concha Velasco, que se calificó a sí misma como una “humilde cómica”. La intérprete de Las chicas de la Cruz Roja o Pim, pam, pum…fuego y tantas otras, que empezó a trabajar “antes de que Franco fuera sargento”, ha confesado que para ella el cine es lo mejor de la vida.

Un año antes, Velasco recibió  el Premio de la Unión de Actores  a Toda una Vida. Celebrados cada año desde 1991, estos galardones tienen un valor especial, ya que son los propios actores quienes eligen con su voto a los compañeros que se han destacado por un trabajo durante el año anterior. Todos los afiliados al sindicato son invitados a votar según su criterio artístico profesional a los actores y actrices que ellos consideren, independientemente de si éstos son o no miembros del sindicato.

"De mi generación y de todas las de nuestro cine soy la que más ha trabajado. Tengo más de cien películas de protagonista", recuerda orgullosa. Y es que a su amor por su profesión se unieron sus problemas económicos debidos a una mala gestión de su patrimonio por parte de sus administradores, entre ellos, quien fue su marido. Ella misma habló de esta situación en varias entrevistas. "Todavía no me puedo jubilar", aseguró.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon