Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Conectar tu iPhone al nuevo MacBook Pro te costará, como mínimo, 25 euros

El Confidencial El Confidencial 28/10/2016 Rubén Rodríguez

Increíble, pero cierto lo que acaba de suceder con Apple. En cuestión de poco menos de un mes, la compañía de Cupertino ha lanzado dos de sus productos estrella, el iPhone 7 y el MacBook Pro (justo ayer). Pero los usuarios que cuenten con ambos dispositivos se encontrarán con un inesperado problema en el que Apple parece no haber reparado: no son compatibles entre sí. Si quieres interconectarlos, prepárate a rascarte el bolsillo: te costará al menos otros 25 euros.

A día de hoy, es una práctica habitual cargar el teléfono móvil en el portátil. Este tipo de dispositivos suelen utilizarse para trabajar fuera de casa, situación que suele conllevar un problema añadido: tantas horas alejado del hogar, provoca que nos vayamos quedando progresivamente sin batería en el móvil. Hasta ahora, teniendo el portátil cerca, su carga estaba asegura, algo que de momento no será tan sencillo con el nuevo MacBook Pro.

Entrada del conector 'lightning' del iPhone (Reuters) © Proporcionado por El Confidencial Entrada del conector 'lightning' del iPhone (Reuters)

El nuevo iPhone 7 cuenta con un cable de doble conexión: por un lado, un conector 'Lightning' que engancha con el propio dispositivo; por el otro, tiene una salida USB, para conectarlo a cualquier ordenador o al adatador de corriente. Pero el problema llega con el nuevo MackBook Pro, que sólo cuenta con conectores Thunderbolt, que son de tipo USB-C... por lo que ningún USB 'normal', ni tampoco el del iPhone, sirve para dicho puerto.

Thunderbolt es una tecnología que permite la entrada y salida de información de todo tipo, ya que es capaz de transmitir señales de vídeo, audio, datos o electricidad, entre muchos otros. Su principal ventaja es que, como ya ocurre con el conector 'lightning', no es necesario buscar esa incómoda posición exacta para poder realizar la conexión... pero en lo que nadie parece haber reparado en Cupertino (o no han querido hacerlo) es que sus nuevos móviles también son incompatibles.

Diferencia entre el USB actual (izquierda) y el USB-C (derecha) © Proporcionado por El Confidencial Diferencia entre el USB actual (izquierda) y el USB-C (derecha)

Evidentemente, este tipo de tecnología está llamada a ser la estándar en los próximos años, y era de esperar que los iPhone antiguos se pudieran encontrar con este problema. Lo que es inexplicable es que dos productos puestos a la venta en cuestión de un mes sean incompatibles entre sí y obliguen al usuario a otro esfuerzo económico: el iPhone 7 más barato cuesta 769€ y el MacBook Pro más asequible son 1700€: 2.500 euros después, además habrá que comprar otro cable.

Existen dos opciones para suplir las carencias con las que Apple parece no haber contado: un adaptador de USB a USB-C, para conectar el cable que ya tenemos y poderlo enchufar en el MacBook, cuyo precio es de 25 euros; o, por el contrario, comprar un nuevo cable con conector 'lightning' y USB-C, con el que conectar directamente el iPhone con nuestro portátil, con un coste de 39 euros. ¿'Error' intencionado o falta de previsión?

Tim Cook, consejero delegado de Apple. © Externa Tim Cook, consejero delegado de Apple.
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon