Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Conexiones submarinas: cómo se instalará el enorme cable que unirá Bilbao y EEUU

El Confidencial El Confidencial 31/05/2016 Jaume Esteve

Llegará a estar a unos 5.000 o 5.500 metros de profundidad y conectará Bilbao con Virginia Beach. El cable submarino que unirá, por vez primera, el sur de Europa con Estados Unidos tendrá nombre español. Telxius, filial de Telefónica, será la encargada de poner en funcionamiento toda la maquinaria necesaria para que este 'liviano' cable, cuya parte más delgada "no supera el grosor de un Farias", fortalezca las comunicaciones entre ambos continentes. Así es como se hará realidad el Proyecto Marea, financiado por Microsoft y Facebook para mejorar las conexiones a nivel global.

[Cómo internet consigue cruzar océanos a 8.000 metros de profundidad]

La cita anterior es de Carlos Dasi, CTO de Telxius, compañía que se encargará del diseño del cable así como de su emplazamiento. Dasi explica a Teknautas los entresijos de una operación que tiene mucho de rutinaria —el primer cable transoceánico data de 1858— y que implica un esfuerzo que se alargará unos nueve meses. En ese lapso de tiempo se comenzará a desplegar en una de las dos playas y se conectará con el segundo extremo, donde se harán las pruebas pertinentes para certificar su buen funcionamiento.

La instalación del cable, que todavía se tiene que construir, conectará la playas de Sopelana con Virginia Beach. Ese momento, en el que se tire el cable en pleno epicentro del veraneo, será uno de los instantes críticos de la obra: "Se hace en época no vacacional porque hay que abrir la playa y, en Virginia no sé, pero en Sopelana la gente clava la sombrilla en verano. El cable va enterrado hasta unos dos kilómetros de la costa y a partir de ahí se coloca sobre el lecho marino".

El cable viaja, enrollado y en una pieza, en el barco encargado de cubrir la ruta. (Telxius) © Proporcionado por El Confidencial El cable viaja, enrollado y en una pieza, en el barco encargado de cubrir la ruta. (Telxius)

Antes de iniciar la maniobra de tendido, Telxius debe diseñar el cable para evitar que la orografía pueda jugar una mala pasada a las comunicaciones entre Estados Unidos y España. "Se buscan zonas con poco riesgo de movimientos por terremotos, maremotos, fallas cercanas o fosas marinas", explica Dasi. El CTO de la compañía admite que si la ruta más segura, desde un punto de vista operativo, implica tirar más metros de cable, se opta por una vía "que sea un poco más larga".

El cable está compuesto por una sola sección, "sin pases intermedios", y se traslada enrollado en el compartimento de carga del barco encargado de la maniobra. ¿Existe una época del año más aconsejable para lanzarlo? Lo importante, según Dasi, es que "el mar acompañe". El ejecutivo de la firma española asegura que los avances en la tecnología permiten que los buques soporten mejor las inclemencias del tiempo porque lo que no puede hacer el vehículo es salirse de la línea establecida de antemano: "La ruta está trazada con GPS".

Durante ese trayecto, el equipo de Telxius tendrá que asegurar que la infraestructura se posa sobre el lecho marino de manera correcta o que no se enganche con ninguna roca. Una vez en el fondo, a más de 5.000 metros de profundidad, el cable no sufrirá el impacto de la presión del agua: "La superficie del cable es muy chiquitita", argumenta Dasi. El CTO admite que la pieza más sensible del tendido son los amplificadores intermedios de la señal, que se encuentran "cada 40 o 60 kilómetros", cuyo peso oscila entre la media tonelada y la tonelada y que están diseñados para soportar esas presiones.

El primer cable, de 1858

Las conexiones entre Europa y Estados Unidos se pusieron en marcha a mediados del siglo XIX. En aquel primer momento, enviar un telegrama era un suplicio de 17 horas. Hoy, un mensaje entre Madrid y Miami tarda "unos 80 milisegundos en llegar", explica Dasi. Pero no siempre fue así. Los primeros intentos de conectar ambos continentes comenzaban en un punto intermedio del océano Atlántico donde se juntaban los extremos de un cable y dos buques navegaban en direcciones opuestas: uno hacia Europa y otro hacia Estados Unidos.

Avanzado el siglo XXI, la técnica ha cambiado. El cable se hace de una sola pieza, es un barco el que realiza toda la maniobra, y está previsto que esté muchos años en funcionamiento. El primer cable que logró conectar ambos continentes no llegó a durar veinte días. El actual "tiene una garantía de 25 años", aunque Dasi opina que puede durar un siglo.

Los repetidores que se encargan de potenciar la señal a lo largo de los más de 6.000 kilómetros. (Telxius) © Proporcionado por El Confidencial Los repetidores que se encargan de potenciar la señal a lo largo de los más de 6.000 kilómetros. (Telxius)

Esa garantía la explican los materiales con los que está construido el tendido. El cable está compuesto de 16 fibras, unidas en ocho pares, "más finas que un pelo", que van en un tubo de acero recubierto de silicona. En caso de filtración, esa silicona impediría que el hidrógeno que desprendería el acero destruyera las fibras.

El grosor de la infraestructura la explican las diferentes capas que protegen la fibra y que se colocan en función del terreno en que se coloque: "Un cable se puede mover en el fondo o sufrir de abrasión por las corrientes marinas".

A esa profundidad, la estabilidad del cable no hace necesario ningún tipo de anclaje. "Cada metro de la sección más delgada tiene un peso de unos cinco kilos", ilustra Dasi, a los que hay que añadir los puntos de apoyo que ofrecen los diferentes amplificadores.

De la playa a casa

Para que las señales que viajan por el mar lleguen a casa son necesarias unas infraestructuras cercanas a la costa para convertir la señal a las redes convencionales de fibra óptica. "En la playa se construye una cámara donde finaliza la parte submarina del cable. Desde ahí, va por canalizaciones normales hasta la estación de amarre, que puede estar a 250 metros o a cinco kilómetros de la costa".

¿Existe algún peligro de que esa señal no llegue nunca a alguno de los extremos? La infraestructura está construida para que sean los dos extremos los que puedan operarla en solitario en caso de que uno falle.

El proyecto Marea unirá Bilbao con Virginia Beach por cable. © Proporcionado por El Confidencial El proyecto Marea unirá Bilbao con Virginia Beach por cable.

Pero existen factores ajenos a Telxius que pueden dar al traste con el trabajo de meses. "Un ancla de una persona que la echa donde no debe o una red de pesca por arrastre" pueden romper la instalación, afirma Dasi. Pese a la delicadeza de la instalación, las rutas por las que están instaladas los cables están marcadas en las cartas marinas.

Antes cable que satélite

La conexión auspiciada por Microsoft y Facebook conectará España con Estados Unidos para acabar con la dependencia de los cables que unían el continente americano con el norte de Europa. Aunque el satélite pueda parecer una tecnología más avanzada, Dasi certifica que es el cable el método más rápido, fiable y efectivo de transmisión de datos.

"El satélite tiene dos pegas: hay un retraso de unos 500 milisegundos sólo entre que la señal sube y baja de nuevo y tiene limitaciones de ancho de banda. Es útil para zonas sin cobertura, pero conectar Madrid y Miami por satélite tardaría unos 560 milisegundos. Medio segundo puede parecer poco tiempo, pero es mucho en este mundillo".

No será hasta 2017 cuando el cable entre en funcionamiento. Lo hará siempre que las condiciones metereológicas favorezcan la instalación de una línea que conectará a España con Estados Unidos.

La próxima vez que un bañista pose su sombrilla en la playa de Sopelana, lo estará haciendo sobre uno de los mayores avances tecnológicos que se hayan instalado en España.

Telxius se encargará de tender el cable que una España con Estados Unidos. (Telxius) © Externa Telxius se encargará de tender el cable que una España con Estados Unidos. (Telxius)
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon