Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Confirman pesquisa por destrucción de evidencia en VW

dw.com dw.com 09/06/2016
© 2016 DW.COM, Deutsche Welle

Empleado del fabricante alemán de autos promovió que documentos potencialmente incriminatorios fueran destruidos, informó la fiscalía, confirmando así reportes de dos importantes medios alemanes.

Las autoridades alemanas investigan a un empleado de la automotriz germana Volkswagen por haber hecho desaparecer supuestamente documentos relacionados con el escándalo de la manipulación de las emisiones de los motores diésel del gigante automotor, confirmó hoy un portavoz.

Sin embargo, la Fiscalía de Braunschweig, en el norte de Alemania, informó que no cree que se haya producido obstáculo alguno para la prosecución penal.

"De momento estamos esperanzados sobre el hecho de que nuestras investigaciones no se han visto dificultadas", aseguró el fiscal superior Klaus Ziehe. "Partimos de la base de que de momento no se ha producido ninguna gran pérdida", indicó.

Asimismo, explicó que se puede valorar la pérdida de datos ya que una parte de la información desaparecida se ha vuelto a recuperar.

Las autoridades alemanas se dieron cuenta de lo sucedido gracias a las investigaciones y a la información proporcionada por testigos, informó Ziehe. Como resultado, la Fiscalía abrió una investigación contra un trabajador de VW por obstrucción a la justicia.

Aportación de medios

Las cadenas germanas NDR y WDR y el rotativo "Süddeutsche Zeitung" informaron previamente de las investigaciones e indicaron que el empleado intentó encubrir el escándalo de los motores diésel el pasado septiembre pidiendo de manera indirecta a compañeros de trabajo que borraran archivos y documentos.

Olaf Lies, miembro del consejo de supervisión de VW, explicó hoy que la posible desaparición de documentos relacionados con el escándalo ya está siendo analizada por el gremio de control de la empresa.

"Nos tomamos muy en serio las acusaciones", aseguró el ministro de Economía de Baja Sajonia en el Parlamento regional en Hannover.

De momento, VW ha rechazado comentar la información refiriéndose a que se trata de una investigación en curso.

Volkswagen quedó sumida en la peor crisis de su historia cuando las autoridades medioambientales estadounidenses descubrieron el año pasado que el fabricante había instalado un software en sus coches diésel para simular menores emisiones de gases contaminantes.

La automotriz acabó admitiendo en septiembre que había trucado los motores de unos 11 millones de autos en todo el mundo, de ellos unos 8,5 millones en Europa.

EL(dpa, afp)

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon