Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Conflicto en Tierra Santa, paz en el Vaticano

El Mundo El Mundo 08/06/2014 SAL EMERGUI

Enfrascados en una cruenta guerra diplomática y con las negociaciones congeladas tras nueves meses de estéril diálogo, israelíes y palestinos miran este domingo de reojo y sin esperanzas al Vaticano donde el Papa alberga una histórica "invocación a la paz". Junto a Francisco, el patriarca Bartolomé I, rabinos e imanes; por una armonía más lejana que nunca. Más divina que terrenal.

"La oración lo puede todo", tuiteó este viernes el Papa. Pero con formado por el grupo nacionalista Al Fatah y el islamista Hamas y, las dos partes necesitan algo más que la ayuda de todos los dioses para volver a la mesa de las negociaciones.

rezará también por la paz entre el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y el presidente estadounidense, Barack Obama. El reconocimiento norteamericano del nuevo Ejecutivo es el último capítulo de su tensa relación. "Colaboraremos con el Gobierno tecnócrata, ya que no tiene ningún ministro de Hamas y acepta los principios del Cuarteto", aclara el secretario de Estado, John Kerry.

La fracasada 'pax' americana da paso a la 'pax' de Francisco que prioriza la concordia espiritual al acuerdo territorial. Dado que el cargo presidencial en Israel es representativo (aunque Peres siempre puede coser en secreto un acuerdo), la cita entre y Netanyahu hubiera sido más productiva. En lugar de rezar esta tarde en los Jardines Vaticanos, se lanzan acusaciones y amenazas que descartan la reanudación del diálogo.

Tras su decisivo paso hacia la reconciliación interna sellando siete años de sangrienta escisión, Abu Mazen llega a Roma -vía El Cairo donde asiste a la toma de posesión de Al Sisi- enarbolando su apoyo a la unidad palestina y al

Visita a Tierra Santa

© Proporcionado por elmundo.es

Cuando en hace dos semanas anunció la "oración por la paz", el Papa movilizado por la causa no imaginaba semejante nivel de confrontación. El Gobierno israelí aprobó de forma unánime el viaje de Peres enterrando las especulaciones de anularlo ante la crisis con Abu Mazen. "Peres debe aclarar que no podemos dialogar con un Gobierno apoyado por terroristas que han asesinado a tantos civiles en Israel", afirma el ministro Gilad Erdan, que acusa a Abu Mazen de preferir a un grupo considerado terrorista por la UE y EEUU a la paz.

"Netanyahu está muy enfadado", confiesan a EL MUNDO fuentes de su entorno. No se refieren a Abu Mazen sino a Obama. "Kerry se había comprometido a esperar unas semanas para ver cómo actuaba el nuevo Ejecutivo, pero lo reconoció enseguida, pese a que está apoyado por un grupo terrorista que en su carta fundacional llama a matar judíos", denuncian.

"No entendemos las criticas de Israel porque sigue colaborando con la ANP y el día del juramento del nuevo Gobierno le traspasó más de 100 millones de euros de los impuestos que recauda", replica el embajador norteamericano Dan Shapiro.

Tras su aplastante derrota diplomática, Netanyahu lanzó su órdago con el anuncio de 3.300 casas en Cisjordania y Jerusalén Este. Hoy podría anunciar más medidas.

"Los ministros radicales israelíes interfieren de forma grosera en nuestros asuntos internos. Su campaña contra el Gobierno ha fracasado", afirma el primer ministro, Rami Hamdala mientras el portavoz de Abu Mazen, Nabil Abu Rudeina, advierte ante la nueva ola constructora en los territorios ocupados en la guerra de 67: "Reaccionaremos con medidas sin precedentes que aislarán a Israel y dañarán su legitimidad".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon