Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Conjura republicana en Sants

EL PAÍS EL PAÍS 11/06/2014 Pere Ríos
Ada Colau, durante su intervención. Sentados, Joan Tardà (ERC), Joan Herrera (ICV) y David Fernández (CUP) © Albert Garcia Ada Colau, durante su intervención. Sentados, Joan Tardà (ERC), Joan Herrera (ICV) y David Fernández (CUP)

Los partidos de la izquierda, los sindicatos y el activismo social se congregaron ayer en las Cotxeres de Sants para reivindicar la República y una democracia más participativa. Ante unas 300 personas tomaron la palabra 16 oradores para exponer las razones por las que cada cual abogaba por un cambio de régimen en profundidad.

“Queremos decidirlo todo, no solo en el proceso catalán, porque la Constitución no garantiza los derechos sociales y solo vale para realizar imposiciones”, dijo Ada Colau, exportavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH).

“Cambiando a un rey por otro esto no se arregla”, proclamó Celestino Sánchez, activista de los yayoflautas, el único que recordó los efectos devastadores del paro, los recortes educativos y sociales. “Nuestro objetivo ha de ser derrocar el régimen de 1978”, abogó Esther Vivas, del Proceso Constituyente, mientras que el abogado Gerardo Pissarello fue más allá y llamó a evitar “que gobierne Felipe VI”.

David Fernández, diputado de la CUP, aseveró que “los que le ayudado a enriquecerse al Rey han acabado en la cárcel” y citó al financiero Javier de la Rosa, Manuel Prado y Colón de Carvajal y Mario Conde. Por eso, añadió, “reclamo la república de la justicia, la memoria y la cultura”.

El argumento de CiU y Esquerra, de que la forma de Gobierno en España es algo ajeno a Cataluña recibió los envites casi unánimes. “Lo que pasa en España va con nosotros”, advirtió Joan Herrera, coordinador de ICV. “Quien quiera empezar un proceso constituyente en España ha de estar con lo que pasa en Cataluña”, y viceversa, apostilló el diputado ecosocialista, quien reclamó “tomar la palabra” al Rey cuando reclamó que es la hora de una nueva generación.

El diputado de ERC en el Congreso Joan Tardà encajó bien los reproches y reclamó que el 9 de noviembre, día previsto para la consulta, “se convierta en la vigilia del 14 de abril”, día de la proclamación de la Segunda República, y vaticinó que “el Estado monárquico reventará” ese día. En el discurso de Tardà afloró también un tono social al proclamar que “a las izquierdas catalanas se nos acumula el trabajo, porque hemos de socializar la riqueza y salvaguardar el Estado de bienestar”.

David Escudé, concejal del PSC en el Ayuntamiento de Barcelona afirmó que “con la abdicación del Rey acaban los efectos de la transición” y reclamó un referéndum. También tomaron la palabra el escritor Antonio Baños, las sindicalistas Aina Vidal y Laura Pelay, el promotor cultural Pere Camps, el dirigente vecinal Lluís Rabell o Pau González, del Movimiento Laico y Progresista.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon