Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Corea del Norte cierra su único canal diplomático con EEUU

dw.com dw.com 11/07/2016
© 2016 DW.COM, Deutsche Welle

La decisión fue una respuesta a las sanciones impuestas a Kim Jong-un como violador de los derechos humanos.

Hasta ahora y a pesar de las desavenencias, Corea del Norte y Estados Unidos mantenían un vínculo diplomático que se traducía concretamente en la representación de Pyongyang en la sede de la ONU en Nueva York, ese nexo servía para mantener la frágil comunicación. Sin embargo, el Gobierno norcoreano anunció hoy (11.07.2016) que ese canal se cierra, cortando cualquier lazo con Washington.

La decisión adoptada por Pyongyang es una drástica respuesta a las sanciones impuestas por Estados Unidos contra Kim Jong-un, que ingresó a una lista de sancionados por violaciones a los derechos humanos. La que incluye a responsables de campos de prisioneros y campos de trabajo forzado, y a quienes persiguen a desertores del régimen en todo el mundo.

Las sanciones impuestas al líder norcoreano contemplan el congelamiento de cualquier propiedad en jurisdicción estadounidense y prohíbe a los ciudadanos norteamericanos hacer transacciones con ellos.

Declaración de guerra

Corea del Norte envió un mensaje al Gobierno estadounidense a través de su representante permanente en la ONU, condenando las medidas, que tildó de “declaración de guerra contra la RPDC (República Popular de Corea del Norte)” y solicitando su cancelación inmediata.

“Puesto que EEUU no ha aceptado nuestra demanda, tomaremos contramedidas de acción. Como primer paso, cerramos el canal de contacto RPDC-EEUU de Nueva York, el único que vino existiendo oficialmente entre ambos países”, sentenció el portavoz del régimen.

Corea del Norte ya había condenado las sanciones a su líder, así lo manifestó el sábado cuando llevó a cabo una nueva prueba de lanzamiento de un misil balístico desde un submarino. A este escenario se suma la amenaza hecha por Pyogyang a primera hora de la mañana (11.07.2016) cuando anunciaron que emprenderían “acciones físicas” contra Seúl y Washington por la iniciativa de ambos países de desplegar a finales de 2017 el escudo antimisiles THAAD al sur del paralelo 38.

MN (efe,dpa)

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon