Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Corea del Norte escala su amenaza: interfiere el GPS de su vecino del sur

El Confidencial El Confidencial 05/04/2016 Teknautas

Corea del Norte ha estado enviado señales para interferir en los sistemas de posicionamiento global por satélite (GPS) al sur del paralelo 38 que han afectado a cientos de aviones y barcos, informó hoy el Ministerio de Ciencia y Tecnología surcoreano.

Esta acción se produce en un momento de gran tensión en la península coreana tras las sanciones aprobadas en respuesta a las recientes pruebas nucleares y de misiles norcoreanas y coincidiendo con las maniobras militares anuales de Seúl y Washington, que Pyongyang considera un ensayo para invadir su territorio.

Seúl considera de hecho que estas señales, emitidas casi a diario desde el pasado 31 de marzo, son una "provocación" en respuesta a los ejercicios combinados de las tropas estadounidenses y surcoreanas.

Sin percances importantes

Corea del Sur detalló hoy que estas operaciones no han causado ningún percance importante, pero que 962 aviones, más de 700 barcos pesqueros y casi 1.800 torres de telecomunicaciones surcoreanas se han visto expuestas a interferencias enviadas por Corea del Norte.

Las zonas más afectadas son las provincias surcoreanas de Gyeonggi y Gangwon, que se encuentran junto a la zona desmilitarizada, la franja que divide a las dos Coreas, aún técnicamente en guerra dado que el conflicto que las enfrentó entre 1950 y 1953 se cerró con un armisticio en vez de un tratado de paz.

El régimen de los Kim ya efectuó ataques similares en los años 2010 y 2012 que afectaron entonces a miles de aeronaves civiles y militares.

No obstante, a diferencia de entonces los ataques se están realizando con incrementos o reducciones de estas señales casi continuos, según el ministerio surcoreano, que desconoce el motivo de este nuevo procedimiento norcoreano.

Seúl acusa a Pyongyang de lanzar 3 misiles

El Ministerio surcoreano de Defensa reveló hoy que Corea del Norte disparó tres misiles antiaéreos al mar de Japón el pasado viernes, tras informar inicialmente sobre el lanzamiento de un sólo proyectil de este tipo.

Foto: Reuters © Proporcionado por El Confidencial Foto: Reuters

Seúl tuvo constancia de los tres lanzamientos en el momento en que se produjeron, pero decidió anunciar sólo uno de ellos puesto que perdió la pista de los otros dos en un breve lapso, explicó un portavoz de Defensa en una rueda de prensa recogida por la agencia local Yonhap.

"Dos misiles desaparecieron del radar varios segundos después del lanzamiento, tras recorrer una distancia de vuelo relativamente corta", señaló el portavoz.

Las autoridades surcoreanas omitieron la información sobre los otros dos misiles al tener también en cuenta que no se trataba de proyectiles balísticos, que están prohibidos por resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (ONU).

Un armamento obsoleto pero peligroso

Corea del Norte considera que estas provocaciones y desafíos son vitales para su supervivencia, como país y como régimen de gobierno. Pero ¿tan amenazante resulta un país que está entre los 10 más pobres del mundo en PIB per cápita y tiene tan solo 25 millones de habitantes? ¿Por qué sus vecinos y hermanos de Corea del Sur, pero también Estados Unidos, China y Rusia temen a Corea del Norte?

Para empezar, la República Popular Democrática de Corea es, con diferencia, el país más militarizado del mundo. En números brutos, sus fuerzas armadas superan los 1,2 millones de soldados, lo que los coloca los cuartos del mundo simplemente por el tamaño. Pero es que además existen una gran cantidad de servicios paramilitares y reservas que encuadran a otros 7,5 millones de habitantes. En una población total de apenas 25 millones, esto supone el mayor ejército del mundo, relativamente hablando: casi el 40% de los habitantes.

Y no solo eso: la integración del ejército en la economía del país es completa. Se ha estimado que en distintas épocas, entre el 25% y el 40% del total de gastos e inversiones del Gobierno se destinaban a defensa, con hasta un tercio de la producción controlada directamente por las fuerzas armadas. Es más un ejército que tiene un país que viceversa. Y, sin embargo, en algunas clasificaciones de poderío militar, Corea del Norte aparece en el número 35º del mundo (o el 36º), por debajo de países como España, Tailandia o Bélgica; esto se debe a que los números solo cuentan una parte de la historia, y el factor calidad es crucial.

Kim Jong Un, líder de Corea del Norte (Foto: Reuters) © Reuters Kim Jong Un, líder de Corea del Norte (Foto: Reuters)
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon