Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Crímenes en vivo: un nuevo problema para Facebook y Twitter

malavida malavida 22/06/2016 Javier Ortizá
Cinta policial en la escena de un crimen * © Proporcionado por malavida Cinta policial en la escena de un crimen *

Las apps de retransmisión en vivo son el nuevo buque insignia de muchas compañías y los usuarios ya las utilizan de manera común. El problema viene cuando lo que se graba es un delito. ¿No hay filtros ni prohibiciones tras publicar los vídeos?

Los usuarios están utilizando cada vez con más frecuencia las aplicaciones de permiten realizar transmisiones en vivo desde nuestros smartphones. Las compañías lo saben y celebran esa inmediatez. Argumentó Mark Zuckerberg en la presentación de Facebook Live que era una forma personal y espontánea para que la gente comparta momentos. El problema viene cuando esos momentos son asesinatos, violaciones o robos y están grabados por un delincuente que los sube de la misma manera que nosotros colgamos un vídeo de un cumpleaños. Estos criminales están utilizando estas herramientas para documentar sus delitos, y lo que es peor, en tiempo real para que la mayor parte de usuarios los puedan ver sin ninguna censura previa por parte de las compañías. Es lo que ha pasado esta misma semana, cuando un asesino apuñaló a dos personas en Francia y lo subió a la red.

Pese a que el simple hecho de colgar un vídeo ayuda a las autoridades a realizar su labor policial (muchas veces el asesino aparece y se facilita su detención), no se puede hacer nada con el impacto visual de ver estas grabaciones. El último ejemplo es el del apuñalamiento mortal en Francia que se subió a la plataforma de Facebook. No es la única, pues también otras como Periscope han servido para almacenar delitos en vivo, algo difícil de parar por las empresas.

Con este simple gesto se suben vídeos a las redes sociales © Proporcionado por malavida Con este simple gesto se suben vídeos a las redes sociales

Cómo para Facebook o Twitter los crímenes por streaming

La compañía norteamericana está trabajando con las autoridades francesas con el caso, aportando información. La misma empresa aseguraba que, lógicamente, los crímenes no tienen cabida en las redes sociales y que cuando se informan de contenidos terroristas se eliminan a la mayor velocidad posible. Ya existen algunos empleados en la empresa dedicados exclusivamente a supervisar vídeos populares, de esa manera se puede actuar con mayor velocidad. Pese a ello, resulta imposible poder predecir estos crímenes justo antes de su subida a las redes sociales de streaming, por lo que el trabajo nunca resulta eficaz en su totalidad.

Se han dado casos, como el del asesinato de Virginia de 2015, en el que el asesino subió el vídeo a las redes sociales. Cuando éstas quisieron eliminarlo, ya había sido reproducido por otros usuarios, por lo que se convirtió en viral en otras plataformas de Internet. Es la naturaleza del vídeo subido, muchas personas lo ven al instante, muchas veces antes de que las empresas responsables sepan que existe. El vídeo en vivo sería un paso más en la inmediatez. Es una gran responsabilidad para las compañías que se cumplan las normas de usuario y es muy difícil atajarlas a tiempo en una sociedad global.

¿Cuántos crímenes han sido retransmitidos?

Este tipo de acciones están dando que hablar durante lo que llevamos de 2016, apenas existían un par de ejemplos anteriores, pero el efecto llamada y la cada vez más común utilización de estas apps está convirtiendo esta tendencia en general. Al margen del asesinato de los dos periodistas en Virginia en agosto del año pasado, han sido otras las historias que han calado en la actualidad pública durante los últimos meses.

El pasado lunes se produjo el apuñalamiento en Francia que se retransmitió por una red social. Anteriormente, en los suburbios de Dallas, un hombre mató a su novia y se hizo un selfi con el cadáver que luego colgó en Facebok. En mayo se produjo otro acto que sacudió la sociedad mundial y en especial la brasileña, pues se grabó un vídeo en el que una joven era violada por, según asegura uno de ellos, más de treinta hombres. O en Ohio, cuando por Periscope una joven grabó la violación de una amiga suya. Son acto con una trascendencia global debido a las herramientas bajo las que se producen.

Grabación mediante Periscope, de Twitter ** © Proporcionado por malavida Grabación mediante Periscope, de Twitter **

¿Por qué ocurre?

Las facilidades a la hora de publicar y compartir información en las redes es total y por lo tanto el primer porqué es debido a su facilidad de uso. Josep María Tamarit, director del programa de Criminología de la Universitat Oberta de Catalunya y Manuel Armayones, director de los Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación, lo analizaban en un texto de Elisabet Escriche para la misma universidad catalana. Los profesionales aseguraban que tres eran las principales causas de estos crímenes subidos a la red.

Por una parte la sensación de que salir en la red y ser visible significa que existimos en la sociedad. Es una manera de amplificar el eco de los actos realizados y, a la vez, desinhibirse. También recalcan la atracción por lo prohibido. Ese interés por lo que es tabú, por las noticias malas añadido a ese efecto amplificador de las redes sociales convergen en una sensación de querer hacer esa acción criminal. Por último está la sensación de impunidad que nos da Internet. Es un mito falso, pues todo acto tiene sus consecuencias incluso en las acciones virtuales, pero sí mencionan que el usuario que lo hace se siente amparado ante el anonimato físico de Internet. Además, todos estos actos tienen un efecto llamada demoledor, sobre todo en noticias sobre suicidios o violencia de género.


Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Malavida

image beaconimage beaconimage beacon