Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Crean una máquina capaz de 'leer la mente' para reconstruir rostros

malavida malavida 23/06/2016 Sergio Agudo
Áreas del cerebro © Proporcionado por malavida Áreas del cerebro

Dos investigadores de la Universidad de Oregón han creado una máquina especial para reconstruir rostros humanos a partir de recuerdos. Lo que se pretende es lograr una mejor comprensión de cómo funciona la memoria

El cerebro humano es todavía un misterio. Aún no hemos logrado atisbar ni una mínima parte del potencial de este órgano, pero algunos instrumentos médicos como las imágenes por resonancia magnética funcional o fMRI están empezando a ofrecer un atisbo de qué pasa en nuestra mente cuando funciona. Los neurocientíficos han descubierto una forma de que las fMRI puedan, más o menos, leer la mente de una persona. El estudio —que se puede consultar aquí, aunque advertimos que es de pago— ha sido conducido por los investigadores Brice Kuhl y Hongmi Lee de la Universidad de Oregón. En él se utilizó inteligencia artificial que comparaba la actividad cerebral con un rango de variables para recrear caras que los participantes del estudio estaban viendo. No es algo perfecto, pero es un gran paso adelante.

El proceso de recrear caras a través de la actividad cerebral comenzó con una fase de entrenamiento. El equipo mostró varios cientos de caras a los participantes de estudio mientras estaban en un escáner. El programa después debía acceder a los datos de la máquina de MRI, así como un set de 300 números que describían cada cara. Cubrieron todos los aspectos de cada cara, desde el tono de la piel a la posición de los ojos. Una máquina de resonancia puede detectar el movimiento de la sangre por el cerebro, un movimiento que equivale a actividad. Después el programa usa estos datos para aprender cómo reacciona el cerebro a unos estímulos conocidos.

Con unos cuantos ejemplos incorporados a su algoritmo, después se probó la inteligencia artificial. A los participantes se les mostró de nuevo una cara, pero en esta ocasión el programa no sabía los números que describían cada una. Lo único que podía hacer era leer los datos de la MRI que describían la actividad cerebral conforme una persona veía dicha cara. A partir de aquí la inteligencia artificial podía reconstruir la cara, o al menos intentarlo.

El objetivo del estudio es reconstruir caras a partir de la memoria © Proporcionado por malavida El objetivo del estudio es reconstruir caras a partir de la memoria

Lo que vio la máquina de MRI

Según podemos leer en ExtremeTech, los intentos de la máquina no fueron brillantes, pero fueron muy alentadores. Sin embargo, lo que los participantes del estudio reconstruyeron y lo que realmente vieron se parecía tanto como un huevo a una castaña. Esto se debe a que para realizar la reconstrucción de memoria de cualquier cosa usamos dos partes del cerebro: el córtex occipitotemporal —que se encarga de la parte visual— y el giro angular —una región de altísima actividad cuando tratamos con recuerdos recientes—.

Kuhl y Lee mostraron las caras reconstruidas a un grupo separado de personas y les preguntaron cosas básicas sobre su género, emoción y tono de piel. Los participantes pudieron adivinar de forma correcta a una tasa bastante alta, indicando que los resultados de la inteligencia artificial ofrecen datos útiles con respecto a la imagen original.

El equipo quiso llevar las cosas algo más lejos, para ver qué pasaría si el programa sólo tenía memoria para trabajar en lugar de datos visuales en directo. De nuevo, los participantes que entraron en la máquina de resonancia vieron una cara, que en esta ocasión la máquina no podía ver. Después se les pedía que pensasen en ella una vez que se ocultaba. Basándose sólo en esa memoria, la inteligencia artificial construyó una versión de la cara a través de los datos de la MRI. En esta segunda prueba los resultados no fueron tan buenos.

Máquina de resonancia magnética © Proporcionado por malavida Máquina de resonancia magnética

Esto se está presentando como un programa para leer la mente, pero la realidad se ajusta más a una herramienta para comprender mejor cómo opera el cerebro y cómo funciona la memoria. Los investigadores quieren saber qué significa cierta actividad cerebral, y esta investigación mejora nuestra comprensión. Puede ser posible recuperar información útil del cerebro de esta manera, pero el equipo piensa que eso requeriría días de entrenamiento continuo dentro de la máquina de resonancia. Sin embargo y según se recoge, encontrar participantes para ello parece poco probable.

Otro experimento de leer la mente se dedicaba a predecir palabras

Este experimento para “leer la mente” no es el primero de su clase. El pasado mes de enero de este año en iDigitalTimes se recogía que unos científicos japoneses del Instituto de Tecnología de Kyushu habían desarrollado un método para producir palabras a través de la lectura de la actividad cerebral. La investigación de estos expertos encontró diferencias en la actividad del cerebro que permitían identificar palabras y frases sin necesidad de hablar.

Esta investigación encontró hallazgos muy limitados, pero sin embargo demostró cierta correlación entre las ondas cerebrales y el lenguaje no verbal. Según se recoge el japonés dispone de cierta ventaja con respecto a otros idiomas como por ejemplo el inglés, debido a que tiene más vocales y menos consonantes.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Malavida

image beaconimage beaconimage beacon