Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cristales rajados y llamadas defectuosas: los inesperados problemas del iPhone 8

Logotipo de El Confidencial El Confidencial 29/09/2017 G.C.

A pesar de que aún quedan algunos días para que llegue el lanzamiento de la mayor apuesta de Apple para este año, el iPhoneX, la semana pasada se puso a la venta el iPhone 8 y su versión Plus. Como cada año, no ha faltado la polémica. No hemos llegado a un nuevo caso de 'iPhonegate' ni de problemas serios como los que experimentó Samsung con su Galaxy Note 7, pero muchos usuarios se quejan de dos problemas principales: una pantalla y trasera de cristal demasiado frágil, y problemas con el micrófono en las llamadas. Apple ha reconocido fallos en un "pequeño número" de unidades respecto al microfóno, pero aún no se ha pronunciado sobre el cristal.

No te olvides de la funda...

Uno de los principales cambios que ha implementado Apple en el diseño de su iPhone 8, respecto a su anterior versión, está en el material que ha colocado de la parte trasera. Una especie de cristal templado que recordaba al iPhone 5 y que se presentó como un toque elegante e imposible de romper. Pero las críticas no han tardado en llegar.

Hace unos días, con la salida de los primeros dispositivos, empezaron a aparecer quejas sobre la fragilidad de su cristal. Los usuarios hablaban de arañazos y de grandes marcas en él aunque la marca aseguraba que eso era casi imposible. Parecía que pese a ser un material muy resistente y de una calidad nunca antes vista en los móviles, la compañía había obviado el trote que el teléfono podía llegar a sufrir durante el día a día.

Compañías de 'testing como SquareTrade han puesto cifras a esta supuesta fragilidad y el iPhone 8 Plus es el peor parado de ambos modelos, con una puntuación de 74 en fragilidad (del 1 al 100), frente al 67 del iPhone 8. Pero quien sale peor parado de hecho es el Samsung Galaxy Note 8, con una puntuación de fragilidad de 80.

(Imagen: SquareTrade) © Proporcionado por El Confidencial (Imagen: SquareTrade)

La fragilidad del cristal no es el único inconveniente. Una vez se rompe, el otro problema es repararla. Sale, como siempre, bastante caro. Si no tienes el servicio AppleCare, la reparación de pantalla del iPhone 8 Plus cuesta 201,10 euros (180,10 en el iPhone 8). Si además tienes algún otro fallo más allá de la pantalla rota, prepárate para desembolsar 451,10 euros.

Interferencias durante las llamadas

Este error lo han admitido la propia compañía y ha asegurado estar trabajando en ello para corregirlo cuanto antes a través de una actualización de software. Según denunciaban numerosos usuarios, cuando haces una llamada con el iPhone 8, o un Facetime, aparecía un molesto ruido, una especie de crujido, durante toda la conversación.

Las críticas han sido tantas que, según recogió el medio especializado The Verge, Apple ha confirmado que el problema existe pero dice que solo ha aparecido en un "pequeño número" de casos y que la compañía está trabajando en una actualización para solucionarlo. "Somos conscientes del fallo que está afectando a los clientes en un pequeño número de casos", dijo un portavoz de Apple. "Nuestro equipo está trabajando en una solución, que se incluirá en una próxima versión de software".

Baterías que se hinchan

El último problema en llegar se hizo viral en los últimos días en las redes sociales. Medios chinos y taiwaneses contaron que la batería del iPhone 8 de una usuaria de Taiwán se había hinchado mientras lo cargaba, reventando con ello el teléfono.

Su caso, empezó a correr como la pólvora por las redes y llegó a otro usuario japonés que aprovechó y contó en Twitter que le había pasado algo muy similar. De momento Apple no se ha pronunciado al respecto y conviene de nuevo recordar: hay múltiples factores que pueden causar este problema, desde cargadores no oficiales o fallos puntuales. Y es algo que le ocurre a todas, absolutamente todas las marcas. Un pequeño porcentaje puede dar problemas. Otra cosa es que sean millones de unidades, como ocurrió con el Note 7.

Algo parecido ocurrió con el iPhone 7, y finalmente se vio que eran casos muy aislados. Conclusión: compra una funda para evitar que se rompa el cristal a la primera caída y escucha bien las llamadas por si tu modelo es uno de los defectuosos. Por lo demás, tranquilidad.

Prueba de caída hecha con el iPhone 8 Plus (Foto: YouTube) © Externa Prueba de caída hecha con el iPhone 8 Plus (Foto: YouTube)
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon