Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cristina Peri Rossi

Notodo Notodo 31/03/2016 Alan Queipo
Imagen principal del artículo "Cristina Peri Rossi" © La Fábrica 2014 @ Imagen principal del artículo "Cristina Peri Rossi"

Cristina Peri Rossi juega desde hace años en la primera división de las letras en castellano, ya sea en su vertiente poética o en otra de sus facetas más conocidas, la de autora de relatos como los que se reúnen en este Los amores equivocados. La escritora uruguaya, autora de La nave de los locos (1984) y El amor es una droga dura (1999), elige once historias con el denominador común del amor y sus recovecos, sus grandezas y sus miserias. Sobre ese sentimiento giran sus personajes, algunos confusos, otros derrotados, otros determinados a estrellarse contra las convenciones, la realidad o su propia naturaleza.

La frescura de Peri Rossi es envidiable. Primero, porque escribe con tanta normalidad, a sus más de 70 años, sobre veinteañeros con los que, por pura lógica generacional, en principio debería tener distancia, que parece uno de ellos. Segundo, porque su lenguaje y su estilo fluyen con rapidez, sin nada, una palabra , o una frase, o un recuso estilístico, que falte o que sobre. Los amores equivocados son los que la sociedad considera como tales, esos que se viven en la clandestinidad de lo políticamente correcto y los que le sirven para explorar territorios alejados de lo manido. Cada uno de los relatos se fija en alguno de los momentos que circunda a la seducción, de un modo u otro. Ese momento en el que todo cambia. En ese acontecimiento concentra toda su habilidad Peri Rossi, que es mucha, para dar la vuelta a la hoja de lo que debería escribirse en cada caso de acuerdo con los cánones de lo esperable.

En Los amores equivocados caben el erotismo, la liberada pulsión sexual, lo depravado y lo contenido. Se dan la mano lo irracional y lo sórdido para componer un adictivo reflejo de las pasiones humanas, equivocados o no, siempre inevitables.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Notodo

image beaconimage beaconimage beacon