Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

'Cuando duermes vas a un lugar en el que realmente vives'

El Mundo El Mundo 01/06/2014 DAVID SANZ EZQUERRO

Recibe a ELMUNDO.es a primera hora de la mañana. La víspera saludó a la noche firmando libros en un teatro de Madrid y el nuevo día lo comienza con esta entrevista. Entre medias, un sueño. Está de vuelta tras pasar revista a un lugar que nadie conoce mejor que él, un mundo imaginario basado en la vida real. Es el padre del señor de ese reino, '', y una eminencia de la literatura fantástica. Amante confeso de las palabras. Fascinado por los cuentos, las leyendas y los mitos. Voz profunda y cálida. De negro, como siempre. Trato exquisito, humor británico. Neil Gaiman (Portchester, Reino Unido, 1960).

La mayoría de artículos le presentan como "Neil Gaiman, el creador del cómic 'Sandman'. Después de todo lo que ha escrito, ¿cómo se siente cuando es presentado de esta manera? La verdad es que la forma en la que se me conoce depende de cada lugar concreto. Cuando vengo a España o voy a Brasil soy "Neil Gaiman, el autor de 'Sandman'". Pero en Suecia, donde acabo de estar recientemente, soy "el autor de 'American Gods'", allí nunca me recuerdan 'Sandman'. Y en otros países que visito soy "Neil Gaiman, el autor de relatos infantiles", y en algunos, "el autor de 'Stardust'", o incluso, "Neil Gaiman, el autor que salió en Los Simpson". En realidad, a cada sitio al que voy, soy descrito por la obra más popular que tengo allí Según ha confesado, 'El oceáno al final del camino' (Roca Editorial), su último libro publicado en España, contiene muchas dosis autobiográficas y está contado en primera persona por un niño. ¿De qué manera influyen en las personas las experiencias que vivimos cuando somos niños? Yo creo que cada adulto todavía es un niño. Algunas personas intentan olvidar que un día fueron niños y las cosas que vivieron en aquella etapa de su vida, y esas personas tienen un problema. Yo pienso, sinceramente, que somos la misma persona durante toda nuestra vida. Si miro atrás me siento el mismo ahora que cuando tenía tres años, o siete, once, 25, 45... Soy el mismo, simplemente, con más barba y el pelo más gris. Nacemos cuando ya ha empezado la función y morimos antes de que haya terminado la obra. ¿Es posible entender algo de la vida? Vemos escenas. Somos parte de un continuo. De niño, si conoces a una anciana, siempre será anciana; y una profesora joven y guapa, siempre será joven y guapa. Pero cuando tienes 50 años, ves cómo los amigos que conociste cuando tenías 30 o 40 envejecen y cómo crecen sus hijos. Esto me lleva a reflexionar sobre cómo a lo largo de los años evolucionan los países, las fronteras y la civilización. Y por ello me pregunto: ¿Cómo de viejos tendríamos que llegar a ser para poder entender la función completa? Lo que podemos hacer durante nuestra existencia es ver las escenas a las que asistimos y aprender de ellas Otros autores ven la muerte como una anciana, con rostro oculto y una guadaña. Usted, en cambio, como una chica joven, bella y de sonrisa tranquila. ¿Por qué esa imagen? Cuando era un chaval, me contaron una historia que forma parte de un viejo mito judío, según el cual el Ángel de la Muerte es tan bello que cuando lo ves te enamoras profundamente y tu alma escapa por los ojos para ir en su busca. Desde que escuche esta historia, esa imagen se ha quedado conmigo. Cuando inventé el personaje de Muerte lo hice pensando en alguien a quien a mí me gustaría encontrar. Una persona que me dijera algo como: "¿Sabes qué?, deberías haber mirado los dos lados antes de cruzar la calle" [Con esta frase termina el capítulo de 'Sandman' en el que aparece por primera vez el personaje de Muerte] Usted escribe sobre fantasía, pero en la vida real: ¿Los sueños se cumplen? ¿Es posible despertar de las pesadillas? En la 'vida real' [hace hincapié en estas palabras], vas a pasar más de la mitad de tu tiempo en un mundo de sueños y pesadillas. Cuando cierras los ojos y duermes el lugar al que vas son tus sueños y ese es un sitio en el que realmente vives. Ayer me hicieron una pregunta sobre por qué creía yo que en España se consideraba la literatura fantástica como un género de poco valor, y la verdad es que no lo entiendo. La literatura en español tiene algunas de las mayores obras de literatura fantástica: desde 'Don Quijote' hasta los relatos del Realismo Mágico o el Manuscrito de Zaragoza. ¿Por qué los españoles no le dan valor a la literatura fantástica? Es algo que no acabo de entender. Imagine: está en la última biblioteca del mundo, se desata un incendio y sólo puede salvar un libro. ¿Cuál rescata? - ¡Ohhh! Eso es lo mismo que preguntar: "Imagina que estás en un hospital con todos tus hijos y el médico te dice que están enfermos y sólo tienes la oportunidad de salvar a uno de ellos". Pero es interesante, porque debería de tomar una decisión. Si estuviera en la última biblioteca del mundo y tuviera que elegir qué obra salvar probablemente elegiría las obras completas de Shakespeare. Y lo haría por las historias que cuenta y su lenguaje. Si tuviéramos que vivir en un mundo sin literatura deberíamos ponerlas en algún lugar y transmitirlas de unos a otros. Si alguien está leyendo un libro y no le gusta, ¿le recomienda continuar hasta el final en cualquier caso? Leí en Internet el comentario de un lector que tenía mi obra 'El océano al final del camino' en formato audiolibro y que se lo había puesto para un viaje en el que iba a conducir seis horas. Según contaba, al principio pensaba "que malo es este libro, es una pesadez, menudo rollo ha escrito Neil Gaiman...". Si hubiera estado leyendo el libro en papel, posiblemente lo hubiera dejado, pero como estaba conduciendo siguió con el audio. Poco a poco, la historia acabó entrando de lleno en su corazón. Al final, tuvo que parar el coche a un lado y estuvo llorando un rato. Creo que hay mucho que decir a favor de acabar los libros. Para terminar, un pequeño juego en homenaje a los fans de 'Sandman'. Responda con una sola palabra: Destino Libro Muerte Delicia Sueño Complicado Destrucción Delicia Deseo Complicado Desesperación Soledad Deliro Cambiante

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon