Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cuatro aragoneses y un robot ‘open source’, finalistas de un concurso de NASA

EL PAÍS EL PAÍS 01/05/2014 Laura Rivas

OpenCuriosity es una réplica del famoso robot explorador de Marte, con dos pequeñas diferencias: está fabricado en Aragón y su programación está escrita en código abierto, porque sus cuatro creadores quieren "democratizar" la exploración del espacio. Ahora el proyecto es uno de los 24 finalistas del concurso de la NASA Space Apps. En una hackathon de 48 horas repartida por 95 ciudades de todo el mundo, más de 8.000 concursantes presentaron sus ideas, que podrán ganar en siete categorías distintas. El público podrá votar a través de Twitter por su proyecto favorito hasta el próximo 5 de mayo. 

Los cuatro integrantes del equipo aragonés que pretende explorar el espacio con un robot libre de programas open source tienen entre 23 y 46 años. Se conocieron en la reunión de hackers Arduino Day de Zaragoza, el pasado 29 de marzo. Carlos Sicilia Til, ingeniero eléctrico y electrónico, había construido, a lo largo de ocho meses, una réplica plenamente funcional del robot explorador de Marte Curiosity. 

La réplica del robot 'Curiosity' programada en código abierto. La réplica del robot 'Curiosity' programada en código abierto.

"En todos los campos de la tecnología se está trabajando para liberalizar los planos y los códigos", explica Luis Martín Nuez, ingeniero electrónico de 23 años y otro de los componentes del equipo. Para él compartir el conocimiento tiene lógica, "porque así evolucionan más rápido los proyectos". Es la filosofía de los makers, los inventores –actualmente bastante centrados en la impresión 3D– que organizan conferencias y maratones para compartir proyectos, tutoriales y programación con la idea de aprender de todo por el placer de crear cosas nuevas. 

La exploración espacial democrática tiene su precursor. El año pasado, gracias a una campaña de microfinanciación por internet, la empresa NanoSatisfi creó ARDUSAT. Es un satélite construido con una placa Arduino (hardware de código abierto) y programado en open source.Fue lanzado al espacio el pasado noviembre y en principio (el proyecto aún está en fase beta, o de prueba) puede ser controlado por cualquiera para sus fines mientras está en el espacio, siempre que el usuario interesado se cree una cuenta en la página oficial. Ahora mismo las inscripciones están cerradas y hay que inscribirse en una lista de espera.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon