Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cuatro claves que explican el preocupante desplome de Apple

El Confidencial El Confidencial 27/04/2016 Teknautas

Los beneficios de Apple han caído por primera vez desde 2003. Una caída del 22% respecto al año anterior impulsada por el descenso en las ventas del iPhone (-16%), iPad y Mac. La empresa de Tim Cook sigue teniendo unos ingresos superiores a los 50.000 millones de dólares y unos beneficios de más de 10.000. Las cifras mantienen a la compañía en lo más alto, pero sin ser un debacle sí se trata de una caída histórica. La gran pregunta es qué le pasa a Apple y cómo va a tomar cartas en el asunto para solucionarlo.

Relación sin amor

Apple no ha dejado de innovar desde la muerte de Steve Jobs en 2011, pero sus productos ya no enamoran igual. El lanzamiento del primer iPhone en 2007 y del iPad en 2010 fueron dos hitos para la historia de la tecnología que la compañía no ha sido capaz de repetir. La reticencia a la hora de dar cifras de venta de su Apple Watch —que bajó de precio hace un mes— sustenta esa tesis.

Año tras año, Apple se limita a lavar la cara de sus éxitos con más o menos acierto y más o menos novedades. El problema es que es más fácil convencer a alguien de comprar un nuevo producto que de actualizar un dispositivo de más de 800 euros cuya vida útil es de tres o cuatro años. La llegada del iPad Pro, cuyo precio oscila entre los 679 y los 1.400 euros, es el mejor ejemplo de cómo los productos de Apple no están pensados para ser renovados cada año.

El hundimiento del iPad

"Las tabletas van a sustituir a los ordenadores", un dogma de fe que el tiempo ha colocado en su lugar. Ya lo decíamos hace un año: las ventas de tabletas —en general— están estancadas, y Apple no ha sabido reactivarlas. Su mayor apuesta ha sido el iPad Pro que, aunque sea la mejor tableta del mercado, es un producto de nicho cuyo precio y especificaciones no están hechos a la medida de cualquier cliente.

Si hace unos años Apple dominaba el sector de las tabletas con sus iPads, la competencia se ha puesto las pilas para cambiar el panorama. El mejor ejemplo son las Surface Pro de Microsoft, capaces de hablar de tú a tú a sus rivales con manzana incorporada.

© Proporcionado por El Confidencial

La gama media irrumpe

Sony, Xiaomi, , LG, Motorola... Cada vez más empresas apuestan por 'smartphone' con una excelente relación entre calidad y precio por menos de 400 euros. Podríamos pensar que Apple juega en otra liga y que la gama media no va con ellos, pero la propia compañía parece discrepar con esa idea: acaban de poner a la venta el iPhone SE. Este terminal, en su versión más económica de 489 euros, se acerca a los precios de sus competidores en el que es el 'smartphone' más barato de la historia de Apple.

A esta situación hay que sumarle la saturación en el mercado del 'smartphone'. Las ventas globales de móviles todavía crecen —casi un 10% en 2015, según Gartner—, pero disminuyen año tras año —casi un 15% el año anterior— y se acercan al punto de equilibrio propio de un sector ya estabilizado. El pastel es el que es, y cada vez más invitados intentan coger un trozo.

China saca las uñas

El país asiático ha sido un mercado de gran importancia para Apple, que ha destacado por sus ventas de iPhones. Aunque la caída en las ventas del 'smartphone' son globales, esta ha sido más pronunciada en China, con una disminución del 26%. La tendencia es general a toda Asia, donde cae un 25% —con la excepción de Japón, donde crece un 24%—.

Apple intentó potenciar el mercado asiático con ese fracaso entre comillas que fue el iPhone 5c. Además, marcas chinas como Xiaomi, Huawei y ZTE suponen una dura competencia en esos países. Y, por si fuera poco, el propio gobierno parece empeñado en dificultar la entrada de la compañía: la semana pasada cerró su tiendas tiendas de películas y libros, iTunes Movies y iBook Store.

Aunque hablar de debacle sería exagerado, Apple tiene un problema debido a un cúmulo de factores que van de la saturación del mercado a la falta de nuevos productos. La solución, desde la compañía, parece que consiste en seguir innovando: la prueba está en que el coche de Apple ha pasado de rumor a realidad. Como sucedió con iPhones y iPads, el camino pasa por desarrollar nuevas vías de negocio.

Steve Jobs, fundador de Apple. (Efe) © EFE Steve Jobs, fundador de Apple. (Efe)
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon