Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cuatro muertos y 15 heridos en un atentado del IS en la ciudad libia de Misrata

Logotipo de El Mundo El Mundo 04/10/2017 EFE

Al menos cuatro personas murieron hoy y 15 resultaron heridas en un atentado perpetrado frente a la sede de los juzgados en la ciudad septentrional de Misrata, principal puerto comercial del país.

Según testigos, un hombre trató de penetrar en el interior de la sede judicial e hizo estallar un cinturón explosivo que llevaba abrochado a la cintura, una versión que no ha sido confirmada ni desmentida oficialmente.

El Estado Islámico (IS) se ha atribuido el atentado. La ciudad de Misrata lidera una alianza de milicias que desplegó ayer decenas de hombres en las cercanías de la ciudad vecina Sirte ante el aumento de la amenaza yihadista.

El objetivo de las milicias era controlar un área de 500 kilómetros y en especial las riberas de los ríos que flanquean Sirte. Esta zona, hasta diciembre del año pasado, fue el bastión más occidental de la organización yihadista IS.

El portavoz de la alianza, Mohamed al Ghosari, expresó la preocupación de las fuerzas de Misrata por la presencia de bolsas de yihadistas tanto en el sur de Sirte como en la ciudad vecina de Bani Walid e incluso el extrarradio de Trípoli.

Bautizada como "Buyan al Marsus", la alianza de milicias liderada por Misrata fue formada bajo el liderazgo del Gobierno sostenido por la ONU en Trípoli, al que apoya Occidente pero que no reconoce el resto de Libia.

Libia es un estado fallido, víctima del caos y la guerra civil, desde que en 2011 la OTAN contribuyera a la victoria de los rebeldes sobre la dictadura de Al Gadafi.

Desde hace dos años,

dos gobiernos se disputan el poder

-uno en el Este bajo el mando del mariscal Jalifa Hafter, un excompañero de Al Gadafi reclutado después por la CIA y convertido en su principal opositor en el exilio- y otro en Trípoli, sostenido por la ONU.

De la anarquía

sacan partido diversas milicias y mafias

dedicadas al contrabando de armas, alimentos, combustible e incluso de personas; así como los grupos yihadistas, que han extendido su influencia en todo el país.

Leer

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon