Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cuidado con el iPhone SE: una prueba demuestra que es más frágil que el 6s

El Confidencial El Confidencial 04/04/2016 Teknautas

Es inevitable. Cada nuevo producto de Apple se somete a pruebas para medir la resistencia y el iPhone SE, que hoy hemos analizado en Teknautas, no ha sido una excepción. Y no sale del todo bien parado. El nuevo 'smartphone' de la firma californiana tiene menor aguante que el iPhone 6s y está a la par que el 6s Plus en algunos aspectos.

El iPhone SE sufre problemas similares a los del 6 cuando se dobla. (SquareTrade) © Externa El iPhone SE sufre problemas similares a los del 6 cuando se dobla. (SquareTrade)

La web SquareTrade, especializada en vender garantías extendidas de productos de consumo, ha ejecutado una serie de tests sobre el SE para conocer hasta qué punto está preparado el nuevo teléfono de Apple para el uso cotidiano. Las pruebas han incluido todo tipo de 'perrerías': desde estar sumergido un metro y medio hasta soportar presiones que lo han partido por la mitad. Se pueden consultar, en inglés, en el vídeo bajo estas líneas.

En algunos casos, el SE ha sufrido daños similares a los del 6s Plus. En otros, ha perdido por goleada. Bajo el agua, el teléfono ha dejado de funcionar a los diez segundos mientras que el Plus empezó a fallar a los diez minutos y el 6s aguantó hasta media hora. Tampoco es satisfactorio el rendimiento del terminal en las pruebas de presión. El teléfono comenzó a doblarse al soportar 72 kilos mientras que el 6s no lo hizo hasta los 77. El Plus es algo más robusto en ese aspecto: sufre los primeros daños a los 80 kilos.

En las pruebas de caída al suelo, el iPhone SE se ha mostrado a la par que sus hermanos mayores. Tanto al caer de cara como de costado ha mostrado grietas en la pantalla y daños en la estructura general aunque, sometido a repetidos golpes, sí que ha mostrado daños evidentes. Y en una prueba adicional en la que se le ha sometido a un golpeo constante, como si estuviera en una lavadora, ha sufrido daños parecidos a los del 6s e inferiores a los del 6s Plus.

Como recuerda la web 9to5Mac, los resultados no deberían sorprender a nadie ya que el iPhone SE obtiene unos resultados muy similares a los del iPhone 5S, teléfono del que toma prestada la apariencia exterior aunque tenga un interior completamente remodelado.

La paranoia del 'bendgate'

Que el iPhone SE no sea tan resistente como el 6s no debería ser una sorpresa: Apple ya puso especial empeño en que el sucesor del 6 fuera un teléfono pétreo, a prueba de dobleces. La firma tuvo que enfrentarse a una crisis de imagen cuando lanzó el terminal debido a los numerosos casos en los que se doblaba, incluso al llevarlo en el bolsillo trasero del pantalón.

Para solucionar este problema, el iPhone 6s se ha fabricado con una carcasa de aluminio reforzado. Ese material no se ha incluido en el iPhone SE, del que tampoco se han facilitado muchos datos acerca de su composición pero que, vistas las pruebas, no llega a los niveles de dureza de su hermano mayor.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon