Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cuidado con Slenderman, el cuento de terror que nació en internet y se volvió real

El Confidencial El Confidencial 20/11/2016 S. Ferrer

"'No queríamos ir, no queríamos matarlos, pero su persistente silencio y alargados brazos nos horrorizaron y consolaron al mismo tiempo...' —1983, fotógrafo desconocido, se supone muerto—". El usuario Victor Surge publicaba el 10 de junio de 2009 esa inquietante cita en el foro 'Something Awful', junto a la imagen de unos jóvenes que parecen vigilados por una extraña mancha blanca. En el mismo mensaje, otra fotografía mostraba a varios chavales jugando en un parque mientras algunos observan al fondo lo que, ahora sí, se revela como una figura humanoide. "'Una de las dos fotografías recuperadas del incendio de la biblioteca de Stirling City. Notable por haber sido tomada el día en que catorce niños desaparecieron y por lo que se refiere como 'The Slender Man'. Deformidades citadas como defectos de cámara por los oficiales. El fuego en la biblioteca tuvo lugar una semana después. Fotografía real confiscada como prueba.' —1986, fotógrafa: Mary Thomas, desaparecida desde el 13 de junio de 1986—". Nacía así una leyenda urbana digna de maestros del terror de la talla de Stephen King y H.P. Lovecraft.

El primer forero en contestar el mensaje inicial de Victor Surge no podía imaginar hasta qué punto había dado en el clavo: "Sabes que un par de las buenas [fotos] al final acabarán en webs paranormales y serán usadas como auténticas". Las imágenes anteriores, por si cabía alguna duda, son producto del Photoshop. La web 'Something Awful' había iniciado una competición para que sus usuarios editaran fotografías como si fueran sobrenaturales. Slenderman (hombre delgado, en inglés) se iba a convertir en algo más que un meme o un viral: este ente alargado es quizá el primer mito creado en internet, un ejemplo único de folklore digital que ha trascendido el mundo 'online. En ocasiones con terribles consecuencias.

Slenderman se extendió por internet a una velocidad asombrosa, como debieron hacerlo las historias de brujas y vampiros en su día. Eric Knudsen, el nombre real tras el forero Victor Surge, se apresuró a añadir más imágenes y retazos de historia a su mitología. Pronto se sumaron otros usuarios de páginas como 4chan, alimentando más y más la leyenda con fotografías y vídeos. 'Marble Hornets' terminó de cimentar la 'existencia' de la terrorífica criatura: esta serie de YouTube lanzó su capítulo introductorio en junio de 2009, y hoy lleva ya tres temporadas y 92 episodios.

Este ser sobrenatural acosa, abduce y traumatiza a los seres humanos, con una especial fijación por los niños. Es alto, delgado, con unos brazos muy largos que en ocasiones parecen tentáculos, y suele aparecer en bosques y lugares abandonados. Su cara es blanca, sin rasgo alguno, y viste traje oscuro y corbata. Su visión puede causar episodios de locura, la "enfermedad Slender", caracterizados por ataques de paranoia, pesadillas y hemorragia nasal.

Este es sólo un esbozo de la mitología de Slenderman, que varía según la fuente. En unas de las pocas entrevistas a Eric Knudsen —del que poco se sabe más allá de su nombre—, el creador revela algunas de sus inspiraciones: 'La niebla' de Stephen King, William S. Burroughs, leyendas urbanas como Mothman y sagas de videojuegos como 'Silent Hill' y 'Resident Evil'. Pero, sobre todo, por el maestro de terror H. P. Lovecraft, cuya relación va más allá de la simple influencia. El padre de los mitos de Cthulhu también fue eclipsado por su criatura y su universo de terror cósmico continuó sin él.

© Externa

Casi veinte puñaladas: Slenderman llega a los telediarios

El 31 de mayo de 2014 el nombre de Slenderman salió de internet y entró en telediarios y periódicos. En la ciudad de Waukesha (Wisconsin, EEUU), dos niñas de doce años atrayeron a una compañera de clase de su misma edad hasta un bosque y la apuñalaron diecinueve veces. La víctima pudo arrastrarse hasta la carretera, donde un ciclista la rescató. Tras rozar la muerte y pasar seis días hospitalizada, se recuperó.

El dramático caso se tornó siniestro cuando las sospechosas declararon que querían matar a su amiga para impresionar a Slenderman. Padres, profesores y periodistas corrieron a internet para ver quién era ese señor y por qué había niños acuchillándose en su nombre. La frase con la que nació el mito y que inicia este artículo se había vuelto profética. El distrito de Waukesha bloqueó la página de historias de terror Creepypasta y se reavivó el eterno debate sobre la influencia de internet en los más pequeños. Las agresoras fueron diagnosticadas con esquizofrenia y trastorno delirante. El documental de HBO 'Beware the Slenderman', que no se estrenará hasta enero pero que ha sido presentado este fin de semana, recuerda este caso con entrevistas exclusivas y grabaciones nunca publicadas. 

Una leyenda urbana lo es por su dificultad de ser comprobada, pero el nacimiento de Slenderman puede ser rastreado sin dificultades hasta el post de junio de 2009 inventado por Knudsen: "Mucha gente, a pesar de entender que fue creado en un foro, todavía contempla la posibilidad de que pueda ser real". Internet no ha cambiado nuestro deseo de creer. Todo comenzó como una competición de Photoshop, pero ha acabado demostrando que la cultura 'online' también es capaz de generar un folklore no muy diferente del de siglos pasados. Al final, Slenderman existe en cierto modo, pero es sólo tan terrorífico como nosotros queramos que sea.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon