Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cursos, webs y 'apps' para aprender a programar sin gastar un euro

El Confidencial El Confidencial 16/07/2016 Álvaro Hernández

Con más de medio verano aún por delante, aquellos que decidan aprovechar las vacaciones para abrirse a un nuevo mundo de conocimiento pueden encontrar en la programación la alternativa perfecta. Al fin y al cabo, saber código en pleno 2016 no es exclusivo de aquellos que se aventuran a estudiar la carrera de informática, sino que parece imprescindible tener algunas nociones para moverse con soltura por las tripas del mundo digital.

Sin embargo, antes de dar el salto al vacío en busca de cursos para aprender algo de programación, conviene tener más o menos claro qué queremos conseguir exactamente. Para empezar, lo ideal es saber qué lenguaje de programación de los muchos que existen nos gustaría conocer y por qué. Por una parte, los interesados en aprender a programar para el ecosistema de Apple deberán decantarse por Swift, mientras que aquellos otros que prefieran hacerlo para Android dedicarán su tiempo de aprendizaje a Java, un lenguaje mucho más intuitivo y mejor adaptado para los que se atrevan a entrar en este mundo por primera vez.

En realidad, muchos otros lenguajes son más sencillos que Swift para un primer contacto, como Ruby, que hace funcionar los engranajes de algunas de las webs más populares de internet. El hecho de que muchos lenguajes de programación se hayan creado en base a otros ya existentes hace que la sintaxis de algunos sea similar, como sucede entre Perl y Python, lo que facilita las cosas. Precisamente, Python es considerado uno de los imprescindibles para los principiantes, ya que no solo es fácil de aprender, sino que puede llegar a ser divertido incluso para los neófitos.

Para aquellos que no tengan muy claro por dónde empezar, quizá la mejor opción sea hacer el test que ofrece la página web Best Programming Language For Me. En base a nuestros objetivos, la plataforma nos indicará con qué lenguaje de programación deberíamos comenzar nuestra andadura.

A partir de ahí, la clave a la hora de buscar una fuente de conocimiento de la que empaparnos está en hallar las plataformas gratuitas (o baratas) que, además, ofrezcan cursos verdaderamente útiles.

Cursos gratis

Con versión en español desde 2014, una de las plataformas más populares para aprender código de forma gratuita es Codecademy, donde hasta introducir nuestro nombre para registrarnos es ya una lección de código. Los más de 24 millones de usuarios que han pasado por sus aulas digitales desde 2011 han podido disfrutar de un amplio abanico de cursos para aprender lenguajes como Python, JavaScript o Ruby e incluso a manejarse con las API de algunas plataformas.

También en castellano se encuentran los cursos de Programando.la!, que en realidad es un directorio que conduce a vídeos útiles que pululan por YouTube y a documentos alojados en otras páginas web.

Por otro lado, si el idioma en que se imparten las lecciones no es un problema, Udacity es, probablemente, la plataforma más completa en lo que a cursos de programación gratuitos se refiere. Sus cursos no se limitan solo a enseñar lenguajes concretos, sino que van más allá. Por ejemplo, ofrecen clases gratuitas junto a Google para mostrar los fundamentos básicos de Android.

No obstante, para disfrutar al completo del aprendizaje en Udacity sí conviene rascarse el bolsillo: aunque los vídeos y los ejercicios son gratis, aquellos alumnos que quieran disponer de un profesor que revise su código y recibir atención personalizada (y un certificado al final del curso) deberán pasar por caja.

Juegos

Aprender no está reñido con jugar, y el mundo de la programación no iba a ser una excepción a esta regla. Aquellos que se atrevan a navegar por las procelosas aguas del código disponen de un buen número de plataformas que han sabido ‘gamificar’ la enseñanza de distintos lenguajes de programación.

Es el caso de CodeCombat, un juego ‘open source’ que ya ha sido utilizado por más de cinco  millones de usuarios que, juntos, han escrito más de 1.000 millones de líneas de código. Un viaje por mazmorras, bosques y desiertos enseñarán al alumno de todo: sintaxis, matrices, funciones de lenguajes como Python o JavaScript de la mano de un héroe.

Para aquellos que prefieran aprender jugando y sin necesidad de tocar el ordenador, aplicaciones como Lightbot son más que útiles para conocer los fundamentos básicos del código con la ayuda de un robot que construye puzles y que está disponible tanto para Android como para iOS.

Aplicaciones

En los mercados de aplicaciones de ambos sistemas operativos hay también distintas herramientas con las que aprender algo de programación sin necesidad de gastar dinero. Más allá de los tutoriales puros y duros en formato ‘app’ que hay disponibles para Android y iOS, algunas herramientas permiten que el estudiante se ponga a prueba con ejercicios desde el propio móvil.

© Proporcionado por El Confidencial

Es lo que sucede en Sensei of Code, que cuenta con parte de sus contenidos en castellano y que nos guía por ocho lenguajes de programación distintos (entre los que se encuentran HTML, CSS y Java, entre otros) a través de tres niveles de dificultad para llegar a ser un “sensei” tras dominar los documentos oficiales de cada uno de los lenguajes.

Para los más pequeños

Cuando el código está cada vez más presente en la educación de los niños y ya hasta Vacaciones Santillana tiene su versión digital, encontrar plataformas para que los más pequeños de la casa puedan practicar con distintos lenguajes de programación de forma gratuita (y entretenida) puede ser una buena forma de hacerles pasar el verano haciendo algo útil.

Además de juegos como los que se han mencionado anteriormente, y que están pensados tanto para niños como para adultos, en la red se pueden encontrar herramientas como Scratch. Creada por el prestigioso MIT, la web y lenguaje están pensados para niños de entre 6 y 16 años y ofrecen un sinfín de proyectos para aprender código gratis: juegos, animaciones, dibujos...

Por si fuera poco, ya hay quien ha mezclado las marcas más populares del entretenimiento infantil, como Lego o Minecraft, con el aprendizaje de la programación. Esta vez sí, rascándose el bolsillo en una academia o con los ‘kits’ de robótica educativa de la compañía de construcción con bloques, los más pequeños podrán utilizar sus juegos habituales para aprender algo de Python y compañía. En definitiva, grandes y mayores pueden encontrar en el código el ‘hobby’ de estas vacaciones. Y sin gastarse ni un duro (o por muy poco dinero).

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon