Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Díaz destaca que “se abre un tiempo nuevo” liderado por otra generación

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 02/06/2014 Lourdes Lucio
Susana Díaz, durante la declaración institucional de la Junta de Andalucía. © Paco Puentes Susana Díaz, durante la declaración institucional de la Junta de Andalucía.

La presidenta de la Junta de Andalucía, la socialista Susana Díaz, afirmó que, con la abdicación del Rey y la llegada del Príncipe “se abre para toda España un tiempo nuevo liderado por una nueva generación”. La utilización de la expresión “tiempo nuevo” ha llamado mucho la atención por cuanto ese ha sido su lema político desde que dio el salto para aspirar a la candidatura a la presidencia de la Junta en el mes de julio pasado. Díaz es la candidata preferida por una mayoría de los barones territoriales del PSOE para asumir la secretaría federal en el congreso del 26 y 27 de julio.

En una breve declaración de algo más de un minuto, la presidenta andaluza ha expresado su “respeto tanto por la decisión del Rey como a su figura”. Ha destacado su contribución a la democracia, la libertad y la convivencia del monarca que, en su opinión, así lo valoran los andaluces y “será también valorada en el futuro”.

“Todos sabíamos que antes o después habría de realizarse la sucesión en la Jefatura del Estado y por ello están previstos todos los mecanismos de sucesión en la Constitución, con plena garantía de estabilidad”, ha dicho Díaz, quien ha expresado su confianza en el sistema democrático de España.

El dirigente de IU, vicepresidente de la Junta de Andalucía y consejero de Administración Local y Relaciones Institucionales, Diego Valderas, calificó la abdicación del Rey como “la noticia más importante desde 1978. A través de las redes sociales, Valderas reclamó una “nueva Constitución y referéndum popular" para acomodar el país a las nuevas circunstancias.

"Acaba de finalizar la transición de 1978. El nuevo tiempo político exige un auténtico proceso constituyente con participación popular. El sistema político, el modelo de Estado, la economía, la democracia, las relaciones Iglesia-Estado deben estar presentes en el debate constituyente", ha afirmado.

El coordinador general de IU en Andalucía, Antonio Maíllo, también ha reclamado la convocatoria de una consulta popular sobre un nuevo modelo de Estado. "El Rey abdica, propongamos un referéndum por la República y un proceso constituyente. Frente a la herencia anacrónica, es la hora del poder del pueblo, referéndum Monarquía o República y proceso constituyente".

El secretario general de CC OO, Francisco Carbonero, argumentó qe la decisión es "la consecuencia de un país que va en retroceso, de unas políticas económicas y sociales absolutamente empobrecedoras y de la incapacidad que tienen las administraciones públicas para dar respuesta a las necesidades de la sociedad". “La convulsión que se está dando en los dos partidos mayoritarios, tanto PSOE como PP y ahora sobre el Jefe del Estado, es algo que ellos se han ganado porque lamentablemente no han sido capaces de dar respuesta a las necesidades de la sociedad", añadió.

El Ayuntamiento de Granada, gobernado por el PP, fue el primero en pronunciarse institucionalmente para destacar que don Juan Carlos “supo guiar a todos los españoles en un proceso tan complicado como fue el de la transición democrática”. En la misma línea se pronunció el presidente de la Diputación de Huelva, el socialista Ignacio Caraballo.

El alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto (PP), criticó, en clara alusión a IU, que “quienes aprobaron la Constitución la cuestionen” al plantear la República. Nieto consideró esta idea “prematura” y abogó por respetar la monarquía, como está prevista en la Carta Magna.

El diputado y secretario de Política Municipal del PSOE de Cádiz, Francisco Menacho, calificó la decisión del Rey de "acertada"  porque, según dijo, dará "un nuevo impulso" a España y a la monarquía. Menacho se sumó a los balances elogiosos al considerar a don Juan Carlos como "un pilar fundamental en la vida democrática de España".

La delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, se pronunció en la misma línea "independientemente" de las consideraciones de personas monárquicas o republicanas, "en nuestro país, lo que está claro, es que el Rey es una institución para nosotros y ha hecho una labor encomiable en España".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon