Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

David Bisbal: profesional del pop

Logotipo de El Mundo El Mundo 29/09/2017 José Fajardo

No hay en España ningún otro artista que haya alcanzado el nivel de profesionalización de David Bisbal. Es el paradigma de la estrella para todos los públicos que tan bien sabe vender la industria estadounidense, pero que resulta inédita todavía en este país. Gusta a las adolescentes y a sus madres, hace gracia a las abuelitas, las televisiones se lo rifan...

Esa concienzuda campaña de márketing es la que ha llevado al almeriense de 38 años al éxito: este sábado 30 repite en Madrid, para actuar ahora en el antiguo Palacio de Deportes (ya no hay entradas), tras abarrotar a finales de julio el Teatro Real. La gira española se prolongará hasta el 14 de octubre y, a finales de ese mes, arranca su ambiciosa aventura americana, que pasará por Panamá, Colombia, Nicaragua, Guatemala, Costa Rica, México, Chile, Uruguay y se cerrará en el icónico estadio Luna Park de Argentina el 3 de diciembre.

Lejos queda ya aquel atribulado cantante de rizos rubios que cometía sonadas torpezas en las redes sociales (en 2011 provocó una campaña de indignación por unos tuits sobre las pirámides de Egipto). Su imagen actual es inmaculada: es el tipo de la sonrisa perpetua, siempre cercano a las fans, de imagen sana (juega al fútbol, bucea, le gusta la bici, organiza circuitos de crossfit), gracioso en sus apariciones públicas pero sin resultar pesado...

Positivismo

Un recorrido por su Twitter (casi 10 millones de seguidores) es un viaje al buenrollismo: hace publicidad gratuita de sus colegas (ya sea el nuevo programa de Jesús Calleja, una entrevista con Juanes o el último trabajo del rapero Residente), lanza ánimos a los mexicanos tras el terremoto envuelto en la bandera tricolor, aparece dejándose la piel en el gimnasio para preparar la nueva gira e incluso lanza un guiño a La Roja: "Lucirás los colores de la selección por encima de todas las cosas #MandamientosFútbol".

Esa actitud la transmite a los que colaboran en sus discos: sólo tiene palabras grandilocuentes y positivas sobre el trabajo de Antonio Orozco en Yo te enseñaré a olvidar, el de Pablo López en Una palabra o el de Vega Lo tenga o no. Todas ellas pertenecen a su último álbum, Hijos del mar, publicado a finales del año pasado y con el que consiguió colocar el single Antes que no en el número uno en nueve países.

© Proporcionado por elmundo.es

A la capital llega en uno de sus mejores momentos de forma, aunque eso no es noticia: el artista andaluz prepara cada actuación como si fuese la más importante de su carrera. "Me gusta compararme con Fernando Alonso: esto es como la Fórmula 1, hay que cuadrarlo todo al milímetro", decía en una entrevista a METRÓPOLI en 2014. "El mundo de la música en directo es muy minucioso, muy técnico. Soy de los que se siguen poniendo nervioso al subir al escenario, aunque ya lleve más de una década en esto", afirmaba.

¿Reinvención?

Desde su discográfica venden la idea de que Bisbal se ha reinventado a nivel estilístico y hasta se menciona la influencia del tropical house en la canción que pone nombre al álbum Hijos del mar. En realidad, su receta apenas ha cambiado: el secreto reside en permanecer atento a las nuevas tendencias de la industria pop (una pátina de electrónica por aquí, cierto regusto caribeño por allá) y lanzar mensajes que sean fáciles de abrazar en estribillos pegadizos con pretensiones poéticas: "Te cuento que nací con el sol en el invierno / Yo soy de los que vi el vaso medio lleno / Si hay una gota en mí de rabia, me la trago / En una tierra hostil, yo habré sembrado", canta en Antes que no.

Datos de interés

Qué:

David Bisbal

Cuándo: sábado 30, a las 21.30 horas

Dónde:

Wizink Center

(Avenida Felipe II, s/n. Madrid)

Entradas agotadas

Leer

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon