Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

De BQ a Wolder, los mejores móviles baratos diseñados en España

El Confidencial El Confidencial 18/07/2016 Ramón Peco

Apoyar al sector tecnológico local pueden llevar a algunos a buscar teléfonos 'made in Spain', pero tenemos malas noticias. No existe ningún 'smartphone' fabricado en España ni se le espera. Tampoco en Europa se producirá próximamente un teléfono inteligente.

La causa de esto hay que buscarla en que para construir un teléfono móvil se precisa de mucho más que una fábrica. Es necesario tener cerca a un gran número de empresas que puedan suministrar todos los componentes que son necesarios para ensamblar teléfonos móviles. La inmensa mayoría de estos proveedores y las empresas que se dedican a montarlos están en China y en otros países asiáticos.

Pero eso no quiere decir que no existan empresas españolas que comercializan móviles diseñados aquí y producidos en Asia. La más conocida de todas es BQ. La estrategia de estas marcas para acercarse a los posibles compradores suele ser ofrecer un servicio técnico tan cercano como el de las grandes firmas del sector. Además, la mayoría de los teléfonos de marcas españolas suelen lanzar productos asequibles, pues las gamas básica y media suelen ser donde estas firmas se desenvuelven mejor. Esta es una selección de algunos de los mejores móviles de empresas españolas que se pueden encontrar por entre 200 y 300 euros.

Energy Pro 4G (desde 200 euros)

Disponible en dos modelos con dos y tres gigas de RAM, lo primero que llama la atención de este móvil realizado por la empresa de Alicante Energy Sistem es su cuidado diseño, fabricado con un marco de aluminio y cristal Gorilla Glass 3 en su parte trasera. Sus líneas son bastante elegantes.

Su pantalla Amoled de cinco pulgadas se limita a una resolución HD, aunque hemos podido comprobar que se ve estupendamente. El móvil, a pesar de que no destaca por su puntuación en los test de rendimiento, cerca de 25.000 puntos el modelo de dos gigas de ram en Antuntu, se mueve con bastante fluidez.

© Proporcionado por El Confidencial

Aunque su procesador Snapdragon 616 de 64 bits no está entre los mejores del mercado, el terminal juega a su favor que cuenta con una capa de Android prácticamente limpia. Lo que busquen algo más de potencia harían bien en pagar los 229 euros que cuesta la versión con 3 gigas de RAM frente a la de dos gigas, que sale por 200 euros.

Sus cámaras de 13 megapíxeles en la parte trasera, sin controles manuales, y una secundaria de cinco, ambas equipadas con flash, no son rompedoras, pero cumplen su función y reaccionan con relativa rapidez. El teléfono equipa una memoria interna de 32 gigas ampliables mediante tarjeta micro SD. Una de las principales pegas que se puede sacar es que funciona con Android 5.1 y no hay noticias de que en el futuro vaya a ser actualizado a Android 6.

My Wigo Uno Pro (230 euros)

Probablemente el teléfono con mejor relación entre calidad y precio de los que hemos seleccionado, al menos sobre el papel. La empresa valenciana ha dotado a este modelo de una cantidad de prestaciones verdaderamente interesante para su precio. Entre ellas una pantalla IPS de cinco pulgadas y media con resolución Full HD, un diseño metálico con estructura de aluminio para evitar impactos y unas dimensiones increíblemente comedidas: 130 gramos de peso y 6,8 mm de grosor. Unas cifras incluso menores que las del iPhone 6s Plus.

© Proporcionado por El Confidencial

Las sorpresas no acaban aquí. Su cámara con sensor de 13 megapíxeles cuenta con un objetivo bastante luminoso: f/1.8. La delantera tiene ocho megapíxeles de resolución. Su procesador, un Octa-Core MediaTek MTK6753 de 64 bits, no está nada mal y sus tres gigas de RAM tampoco. Su batería es de 2.950 mAh, una cifra que sin ser sobresaliente no está mal. La capacidad de almacenamiento es de 16 Gb aunque ampliada a 32 con la tarjeta Micro SD que se incluye de serie. Viene con Android 5.1 casi sin aditivos. En definitiva, un compendio de características interesantes a un precio atractivo.

BQ Aquaris M5.5 (desde 240 euros)

Este teléfono de BQ es el más avanzado que ha lanzado esta empresa española. Disponible en tres versiones, cuyos precios oscilan entre los 240 euros del modelo Essential y los 319 del modelo superior, el más interesante a nuestro juicio es la configuración intermedia. Con un precio de 260 euros el BQ Aquaris M5.5 viene equipado con dos gigas de RAM y un procesador Qualcomm Snapdragon 615 Octa Core A53. Dos elementos que seguramente harán que responda con fluidez la versión de Android 6.0.1 que equipa.

© Proporcionado por El Confidencial

Pero lo más interesante es su cámara de 13 megapíxeles con sensor Samsung y tecnología isocell, estabilizador de imagen óptico y una luminosidad de f/2. Suficiente para poder hacer con garantías fotos cuando la luz escasea. También incorpora una cámara frontal de cinco megapíxeles con un objetivo de idéntica luminosidad.

Otros dos puntos fuertes de este BQ son su sonido Dolby y su batería de 3.620 mAh que se ha logrado introducir en un terminal de algo más de 8mm de grosor. Su pantalla de 5,5 pulgadas no sobrepasa la resolución Full HD. Algo que en principio es una buena noticia para la autonomía del dispositivo.

Weimei we Plus (290 euros)

Este es uno de los teléfonos con algunas señas de identidad interesantes. Creado por una joven empresa, en él se ven algunas cualidades que proporcionan una interesante personalidad a este terminal: la conexión USB tipo C, la pantalla amoled y un sistema operativo Android casi puro aunque con una personalización realizada por sus creadores que le dota de alguna que otra prestación interesante.

© Proporcionado por El Confidencial

La resolución de su pantalla, eso sí, es HD. Algo escasa teniendo en cuenta que estamos ante un terminal de cinco pulgadas y media. El procesador que equipa es una MediaTek MT6753 de 8 núcleos Cortex-A53 a 1.3 GHz reforzado por tres gigas de RAM. En este caso tampoco parece que hay dudas de que siempre que no seamos demasiado ambiciosos lograremos un buen rendimiento.

La cámara en cambio resulta algo decepcionante para un terminal de este precio. En este caso se ha utilizado un sensor Samsung de 13 megapíxeles y un objetivo de seis elementos con una luminosidad de f/2. La frontal es de cinco megapíxeles con una abertura de f/2.2. Nada nuevo bajo el sol.

WIAM #65, de Wolder (300 euros)

© Proporcionado por El Confidencial

En el límite del precio que nos hemos marcado para realizar esta comparativa de 'smartphones' se encuentra el WIAM #65 de Wolder. Uno de los teléfonos diseñados en España más avanzados. En este caso la empresa cántabra hace hincapié en las cámaras del dispositivo, pues la principal equipa un sensor Sony Exmor IMX 230 de 21 megapíxeles y la frontal uno de 13 megapíxeles.

Este 'phablet' con pantalla de 5 pulgadas y media con resolución Full HD, equipa también un 'hardware' bastante respetable: un procesador Helio P10 MediaTek Octa Core 2.0 Ghz respaldado por tres gigas de RAM. Por si eso fuese poco incorpora un lector de huellas dactilares, que desde la propia compañía aseguran que es bastante rápido, y una función de carga rápida que al parecer es capaz de alcanzar el 75 por ciento de potencia en media hora.

En definitiva, un aparato que está entre la gama media y la superior, aunque apuntando claramente a esta última con un precio competitivo. Su procesador no está a la altura de los más avanzados del mercado y su cámara, a pesar de la elevada resolución del sensor, habrá que ver de lo que es capaz. Eso sí, el dispositivo viene con Android 6.0 de serie.

Energy Pro Navy © Externa Energy Pro Navy
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon