Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

De escándalo a espectáculo

El Mundo El Mundo 09/06/2014 GINA MONTANER

¿Acaso el musical Evita ha hecho más daño que bien a Argentina? Tal parece que el espíritu de la ópera de Andrew Lloyd Webber se ha trasladado al gobierno de donde los enredos se escenifican con la misma grandiosidad con que se puso en escena la famosa obra. Al entorno kirchnerista solo le falta cantar desde los balcones de la Casa Rosada.

El propio vicepresidente del país, implicado en un escándalo de tráfico de influencias por la compra de una imprenta, compareció este lunes ante el juez que lleva el caso, pero antes montó un show mediático que si bien no llega a la altura de Broadway si parece ópera bufa. Abusando de su poder, el segundo de la Presidenta reclamó, sin éxito, que hubiese cámaras en el tribunal y que se televisase el intercambio con el juez Ariel Lijo, a cargo del caso Ciccone, pues así se llama la imprenta que en 2010 Boudou supuestamente adquirió por medio de un testaferro y que se convirtió en un negocio boyante con la impresión de billetes y otros documentos del estado. Sería la primera vez que los presuntos delincuentes, en vez de falsificar billetes, adquieren la fábrica que los imprime.

También es la primera vez en Argentina que un vicepresidente en ejercicio acaba en el banquillo, pero Boudou, lejos de comportarse discretamente ante un escándalo que ha frustrado sus planes de ser el sucesor de CFK en 2015, atrae los focos. Una vez más, el kirchnerismo saca músculo a la hora de pretender manejar a su antojo el poder judicial. Unos días antes de su comparecencia, el vicepresidente soltaba descalificativos contra los periodistas desde su cuenta en Twitter. Quizás bien aconsejado por alguien que debió recordarle que está imputado y puede acabar inhabilitado, poco después borró los tuits.

El fin de 'la impunidad'

© Proporcionado por elmundo.es

Aunque Boudou quiere transformar en espectáculo el proceso judicial que le podría costar su carrera política, lo que ni él ni el kirchnerismo toleran es la prensa independiente que los azota por la corrupción, las malas políticas económicas y la impronta autoritaria del gobierno. Mientras el vicepresidente se exhibe como vedette, el periodista Jorge Lanata, bestia negra del kirchnerismo, cuelga en su cuenta de Twitter, "Cuidado con las billeteras, Boudou anda suelto". Según él, ha llegado el momento del fin de "la impunidad en Argentina".

Contando con el apoyo de CFK, es evidente que Boudou busca manipular a su favor En su aparición estelar en el despacho del juez no faltaron las manifestaciones de solidaridad, con tribuna incluida para que el vicepresidente pudiera hablar a gusto y saltándose las normas que rodean a un imputado.

El caso Ciccone no ha hecho más que empezar y, si desde el gobierno no lo torpedean, por el juzgado pasarán todos los protagonistas de un entramado digno de un episodio de Los Soprano, en el que no han faltado, según declaraciones de algunos testigos, amenazas de muerte si se destapaban las maniobras del millonario negocio. Un puntillazo a la fulgurante trayectoria del delfín de CFK reflejado en encuestas que señalan su estrepitosa caída, con la mayoría de los argentinos mostrándose a favor de su dimisión.

Hay quien teme que a punto de comenzar en Brasil, disipe la atención centrada en este último escándalo de la era de CFK. Es posible que así sea, pero Lanata asegura que Boudou perderá "por goleada". "It's showtime, " se dice el vicepresidente. ¡Qué daño ha hecho el musical!

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon