Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

De Nueva York a Barcelona: las grandes ciudades se alían contra Uber y Airbnb

Logotipo de El Confidencial El Confidencial 21/06/2016

(Reuters) © Proporcionado por El Confidencial (Reuters)

Uber y Airbnb tienen un nuevo enemigo. Hasta diez de las principales urbes del planeta se han puesto de acuerdo para acordar un marco legal que permita operar a ambos servicios de economía colaborativa bajo una misma regulación.

"Que las 20 o 30 mayores ciudades tengan unas reglas diferentes a las del resto no es bueno para nadie", asegura Wiley Norvall, concejal de Vivienda y Desarrollo Económico del ayuntamiento de Nueva York en unas declaraciones recogidas por Bloomberg. "Queremos que los turistas encuentren la misma consistencia en cada ciudad para que juegue a favor de los mercados urbanos, que unidos son enormes, y que lograrán que las voces de cada cada ciudad tengan un impacto", ha afirmado.

La iniciativa de estas grandes ciudades, entre las que se cuentan Nueva York, París, Barcelona, Seúl, Atenas, Barcelona o Toronto se han puesto de acuerdo para establecer un marco regulador que les ayuda a negociar desde una posición de fuerza con dos de los principales impulsores de la economía colaborativa. Después de una primera reunión, la intención de los alcaldes de estas ciudades es tener lista una primera hoja de ruta de cara al mes de octubre.

Tanto Uber como Airbnb siempre han defendido el impacto positivo que sus servicios tienen en las ciudades aunque los detractores argumentan que ambas plataformas juegan con los vacíos legales de las legislaciones locales para evadir impuestos o no someterse a las mismas reglas del juego que tienen que acatar los actores tradicionales, ya sea en el área del transporte o de la hostelería.

"Todas las ciudades tenemos que lidiar con los mismos problemas: seguridad, igualdad, sostenibilidad o la economía", ha explicado Norvall. Airbnb no ha tardado en responder, no así Uber, y en declaraciones que recoge Bloomberg asegura que están más que abiertos a "educar a más ciudades sobre los beneficios de compartir casa".

La UE pide que se eliminen trabas

© Externa La medida llega pocas semanas después de que la Comisión Europea hiciera público un informe en el que recomendaba a los estados miembros que abrieran las puertas a las plataformas de economía colaborativa.

En España, la CNMC también publicó un informe, días después, en el que daba una cifra: 324 millones de euros. Ese era el dinero que el Estado estaba dejando de recaudar al año por limitar la actividad de Uber o Cabify. 

En Francia, Airbnb se plegó a las demandas de la alcaldía de París para que la plataforma también se sumara al pago de la tasa turística. El año pasado, Airbnb recaudó 4,7 millones de euros en París en impuestos y la plataforma ha anunciado que impulsará esta medida en otras 18 ciudades francesas.


Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon