Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

De Siliken a Ford: la 'startup' española que aspira a reinventar la geolocalización

Logotipo de El Confidencial El Confidencial 11/12/2016 Víctor Romero. Valencia

Pep Pons y Javier Ferrer podrían estar instalados perfectamente en su zona de confort, con su nómina de mutinacional, diseñando productos, el primero, o concentrado en fusiones y adquisiciones, el segundo. Es a lo que se dedicaban hasta 2013. Pons acababa de dejar Siliken, la prometedora firma fotovoltaica española de la familia Serratosa que se derrumbó con el fin de las primas a las renovables y el ‘dumping’ encubierto de los paneles solares chinos. Ferrer estaba en plantilla de PwC, en el cómodo colchón de una 'big four'.

“Pep me demostró que había un camino en lo que ahora se llama conectividad industrial. Nos pusimos manos a la obra, yo con el mercado y él con la tecnología”, explica Ferrer. Y convencieron a la multinacional Ford, hoy uno de sus principales clientes, de que era posible localizar lo que se denomina “vehículos críticos” en el laberinto de la cadena industrial de su superfactoría de Almussafes, sin cableados y sin tener que tener un operario dando vueltas en busca de su objetivo.

Planta de fabricación de coches en Almussafes. (Efe) © Proporcionado por El Confidencial Planta de fabricación de coches en Almussafes. (Efe)

Es algo que ocurre con todos los fabricantes de coches en España y en el mundo. Sobre todo en el caso de modelos nuevos con los procesos de fabricación todavía no engrasados. En ocasiones es necesario localizar un vehículo en tiempo récord y tecnologías que sirven en otros entornos, como el GPS, no funcionan de forma correcta bajo techo.

Un problema que logró resolver WiTrac, la ‘startup’ de Pons y Ferrer. “Hemos conseguido desarrollar una tecnología de hace localizacion ‘indoor’ muy rápido, sin necesidad de instalar cableados. Hay empresas americanas que intentaron resolverlo y no pudieron”.

Los impulsores de WiTrac aseguran haber desarrollado el mecanismo para localizar y monitorizar con sensores objetos e, incluso, personas de la forma menos intrusiva posible. Empezaron trabajando para Ford, pero ahora ya presta tecnología a otros clientes como como el Hospital de Manises para localizar desde un desfibrilador hasta personas con problemas de dependencia.

Fueron seleccionados por el Web Summit de Berlín como emprendedores invitados, han sido ‘partners’ tecnológicos del Mobile World Congress de Barcelona y ganaron un proyecto de la empresa municipal de autobuses de Valencia para introducir sensores y monitorización en estos vehículos urbanos. “Medimos temperatura, humedad o partículas en suspensión para que el autobús haga un buen uso de la energía y sea más eficiente”, explica Ferrer.

WiTrac acaba de ser seleccionada por Lanzadera, la aceleradora de empresas de Juan Roig, con el objetivo de consolidar y perfeccionar su modelo de negocio. Su intención es también entrar en las rondas de financiación del sector para poder crecer y ganar escala. La empresa, en la que ya trabajan ocho personas, concentra todo su esfuerzo en I+D+i y desarrollo de prototipos en los talleres de Lanzadera y de la Universidad Politécnica de Valencia. La producción la externaliza con proveedores locales. “Ofrecemos los productos, el software que da la inteligencia para su uso (algoritmos, big data...) y la posibilidad de interactuar con las herramientas que ya tienen los clientes". Su próximo paso ahora es intentar que el proyecto triunfe más allá de nuestras fronteras.

Javier Ferrer y Pep Pons, los fundadores de WiTrac. © Externa Javier Ferrer y Pep Pons, los fundadores de WiTrac.
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon