Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Defensa constata la llegada de siete inmigrantes a las islas Chafarinas

EL PAÍS EL PAÍS 15/04/2014 José María Jiménez Gálvez

Una embarcación con siete inmigrantes a bordo ha llegado este martes a la isla Congreso, una de las que conforma el archipiélago español de las Chafarinas; según ha explicado la portavocía de prensa del Ministerio de Defensa. Dicho departamento, que apuntó primero que eran ocho extranjeros, ha constatado sobre el terreno la presencia de los siete y les ha ofrecido asistencia. Además, ha informado de ello a la Guardia Civil para que se encargue del traslado de los sin papeles.

Los extranjeros se han puesto en contacto telefónico con la ONG Caminando Fronteras, como ha anunciado una de sus portavoces, Helena Maleno, a través de Twitter. La representante del colectivo, que ha cifrado desde un primer momento en siete los inmigrantes que han arribado en patera al islote —tres malienses, dos guineanos, un costamarfileño y un congoleño—, ha apostillado que entre ellos se encuentran tres menores, según afirman los propios sin papeles. "Han hecho un fuego para que les vean [los militares españoles]", ha remachado Maleno, que ha recogido en la red social el testimonio de uno de los subsaharianos: "Hemos subido hasta el faro de la isla, hemos abierto una puerta y hemos encontrado una botella de agua".

El archipiélago de las Chafarinas, de 52 hectáreas y a 3,5 kilómetros de la costa marroquí, lo componen tres islotes: denominados Congreso, Rey e Isabel II. Solo el último se encuentra habitado, por unos 30 militares que integran un destacamento de vigilancia de las Fuerzas Armadas. Al tratarse de suelo español, según ha resaltado la ONG Coordinadora de Barrios, los inmigrantes tienen derecho a pedir asilo y no pueden ser devueltos sobre la marcha a Marruecos. De hecho, este colectivo ha presentado una queja ante el Defensor del Pueblo, para que esta institución promueva una actuación de oficio y con carácter urgente para que a los subsaharianos se le aplique de forma correcta la Ley de Extranjería.

Las organizaciones temen que ocurra algo similar a lo sucedido en septiembre de 2012, cuando un grupo de 83 migrantes alcanzó la Isla de Tierra. Las embarazadas y los niños —diez personas, en total— fueron trasladados a Melilla; pero el resto fue expulsado a Marruecos en una devolución en caliente que dos de los afectados denunciaron ante el Tribunal de Estrasburgo.

El Defensor del Pueblo señaló después, al respecto, que la actuación española no se adecuó al ordenamiento jurídico y recordó a la Secretaria de Estado de Seguridad que "cuando se intercepta a un extranjero cuyo propósito sea entrar de manera irregular en España este ha de ser puesto a disposición del Cuerpo Nacional de Policía, para que se incoe el oportuno expediente de devolución, en cumplimiento de lo previsto en la Ley de Extranjería".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon