Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Defensa localiza los restos del helicóptero militar accidentado en Fuerteventura

EL PAÍS EL PAÍS 20/04/2014 Fernando J. Pérez

Los restos del helicóptero del Servicio Aéreo de Rescate (SAR) del Ejército del Aire que se accidentó con cuatro militares en su interior el pasado 19 de marzo en aguas de Fuerteventura cuando realizaba unas prácticas de rescate han sido localizados sobre las 3.00 de la madrugada de este domingo.

Según ha informado el Ministerio de Defensa, los restos de los ocupantes del aparato se encuentran en su interior. Así lo confirman las imágenes obtenidas por el robot del buque EDT Ares, que fue contratado por el Ministerio de Defensa y que inició las labores de localización el miércoles 16 de abril. Las familias de los desaparecidos han sido informadas ya del hallazgo.

El Ministerio estudia ahora las posibilidades que existen para rescatar los cuerpos de los cuatro militares y el aparato siniestrado, que se encuentra a una profundidad de 2.362 metros. La búsqueda se ha realizado en un área de una milla cuadrada en torno al lugar dlel siniestro.

El helicóptero, un Super Puma del escuadrón 8020, con base en Gando (Gran Canaria), se estrelló contra el mar a unas 30 millas al sureste de la península de Jandía, en Fuerteventura, sobre las 21.55 del pasado 19 de marzo por causas que se desconocen todavía. La aeronave había pasado su última revisión cinco días antes y se encontraba, según el Ministerio, "en perfecto estado para volar".

La aeronave participaba en un entrenamiento de evacuación nocturna de personas mediante su izado en grúa desde el buque Meteoro de la Armada. Durante las maniobras se perdieron comunicaciones entre el buque y la aeronave y se iniciaron las labores de búsqueda, en las que inicialmente participaron el propio buque y un avión D-4 (CN-235) del mismo Servicio de Búsqueda y Salvamento. Así fue localizado y rescatado el sargento Johnander Ojeda en buen estado de salud. Según él, la aeronave entró en contacto con el mar y se hundió.

Los fallecidos eran todos militares muy experimentados. El más veterano de la tripulación es el capitán Daniel Pena Valiño, de 36 años, natural de Vitoria, casado, que contaba en su currículum con más de 1.700 horas de vuelo. La teniente Carmen Ortega tiene también 36 años y es natural de Granada. Esta oficial, que llevaba 10 años en el servicio de rescate canario, estudio magisterio antes de ingresar en el Ejército del Aire. En su experiencia cuenta con más de 1.400 horas de vuelo.

El otro teniente de la tripulación, Sebastián Ruiz, tiene 30 años, es natural de Cádiz y ha realizado más de 900 horas de vuelo, mientras que el cuarto desaparecido, el sargento mecánico Carlos Caramanzana, de 31 años, es de Valladolid y en su expediente figura con casi 800 horas de vuelo.

El sargento Johnander Ojeda, que fue rescatado en buen estado por el patrullero Meteoro tras el siniestro, tiene 26 años y es natural de Telde (Gran Canaria). Durante su vida en el Ejército del Aire ha realizado unas 220 horas de vuelo en este tipo de helicópteros.

Defensa ha señalado que el jefe de la Comisión de Investigación Técnica de Accidentes de Aeronaves Militares (CITAAM) se dirige a Las Palmas de Gran Canaria junto a su equipo de investigadores, todos ellos pertenecientes al Ejército del Aire.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon