Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Defensa presta apoyo logístico a policías y guardias civiles en Cataluña

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 05/10/2017 Miguel González
Qué mirar próximamente
SIGUIENTE
SIGUIENTE
Un grupo de gente se manifiesta en frente de varios agentes de la Guardia Civil en San Julia de Ramis. © LLUIS GENE Un grupo de gente se manifiesta en frente de varios agentes de la Guardia Civil en San Julia de Ramis.

El Ejército de Tierra ha enviado un cargamento de literas, cocinas, duchas y taquillas al Destacamento de Apoyo Logístico de Sant Boi (Barcelona), "por si llegado el momento las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado precisan utilizar la instalación militar", confirmó ayer el Ministerio de Defensa.

MÁS INFORMACIÓN

  • Referéndum de independencia en Cataluña, últimas noticias en directo
  • ¿Quiénes en Europa apoyan en realidad a los independentistas catalanes?
  • “¡Fuera las fuerzas de ocupación!”

El envío estaba compuesto por un total de 15 camiones, que salieron el martes por la noche desde la Agrupación de Apoyo Logístico 41, con base en Zaragoza, para llegar por la mañana al acuartelamiento Santa Eulàlia, en Sant Boi de Llobregat, que depende de la misma unidad, según adelantó El Confidencial.

Los más de 5.000 policías y guardias civiles desplazados para reforzar los efectivos de las Fuerzas de Seguridad del Estado en Cataluña durante esta crisis se han instalado en buques y hoteles, pero también en acuartelamientos. En concreto, según fuentes militares, hay guardias civiles y policías pernoctando en el cuartel del Bruch (Barcelona) y en la base de Sant Climent Sasebas (Girona), a donde fueron realojados los agentes que tuvieron que abandonar un hotel en Calella (Barcelona).

Relevos periódicos

Interior comenzó a comunicar el martes a los gentes, a través de sus mandos, que el operativo se prolongará más allá del 5 de octubre, cuando estaba previsto que concluyeran la mayoría de las comisiones de servicio (aunque algunas llegaban hasta el domingo 8) por las que fueron desplazados a Cataluña. La nueva fecha límite es el 11 de octubre, aunque se les ha advertido de que esta tampoco es definitiva y, de hecho, se da casi por seguro que se aplazará.

Eso sí, a los representantes sindicales de los agentes se les aseguró que se intentará que los policías y agentes desplazados sean relevados periódicamente, aunque siempre con la condición de que el número total de efectivos no baje nunca de 10.000 mientras se mantenga la actual situación de tensión.

Los nuevos planes surgieron de las dos reuniones que el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, mantuvo el pasado martes. En la primera, se reunió con su número dos, José Antonio Nieto, y los directores generales de la Policía y la Guardia Civil, Germán López Iglesias y José Manuel Holgado. De aquel encuentro salió con una primera propuesta rumbo al palacio de La Moncloa, donde se reunió con el presidente Mariano Rajoy, la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y el ministro de Turismo, Álvaro Nadal. En esta reunión, el plan de Zoido sufrió cambios significativos (entre otros, la orden de que los policías a los que querían echar de los hoteles permanecieran en ellos mientras hubiese contrato en vigor) y también que el operativo se prorrogaba sin fecha de finalización. Zoido se reunió ayer con mandos, agentes (con los que desayunó en los barcos donde están alojados en Barcelona) y los sindicatos de policía para aplacar los ánimos. Estos últimos llegaron a plantear el martes su dimisión si no tomaba medidas contra "la caza" que estaban sufriendo por parte de los independentistas.

El ministro trasladó a policías y guardias civiles que permanecerán en Cataluña "todo el tiempo necesario para seguir garantizando el cumplimiento de la ley". No obstante, no explicó cómo piensa resolver el problema del alojamiento de los agentes cuando los contratos que se habían firmado con 41 hoteles venzan, algunos hoy mismo.

Fuentes de su departamento apuntan a que se buscarán nuevos hoteles, pero también que se enviará más agentes a cuarteles del Ejército. "Pasado el 1 de octubre, estamos en una segunda fase del operativo", admiten.

Por otra parte, un portavoz de la Armada ha confirmado que la fragata Navarra y los cazaminas Segura y Sella atracarán entre el 10 y el 15 de octubre en Barcelona para participar en el Salón Náutico. Dicho portavoz subrayó que esta visita, prevista desde hace meses, se inscribe "en la más absoluta normalidad". La Armada participa cada año en el Salón Náutico con varios buques y un estand, aunque en los últimos años su presencia se había reducido por motivos presupuestarios.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon