Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Desarticulada en Cambrils una red de explotación sexual

EL PAÍS EL PAÍS 11/06/2014 Mercè Pérez Pons

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado en Tarragona una organización criminal que explotaba sexualmente a mujeres sudamericanas. Los integrantes de esta red obligaban a las mujeres a prostituirse en dos inmuebles de Cambrils (Baix Camp) y las sometían a estrictos controles de todos sus movimientos. Las investigaciones policiales arrancaron hace más de un año, cuando la Policía Nacional tuvo conocimiento de que un grupo de personas estaban explotando a mujeres de origen sudamericano que en algunos casos desconocían el idioma. Paralelamente, surtían a estas chicas y a sus clientes de cocaína. La policía cree que con ello conseguían reforzar el vínculo de estas mujeres con la organización, ya que tenían que seguir realizando servicios sexuales para pagar el consumo de la droga. Así se generaba “un círculo vicioso del que era muy difícil escapar”, explica la Policía Nacional.

El líder de la red era un ciudadano español, pero contaba con la ayuda de tres personas más: dos mujeres de nacionalidad chilena y un brasileño que ejercía de “controlador”. El asedio era tal que los integrantes de la organización controlaban todos los movimientos de las chicas. Según descubrieron los agentes, en los dos inmuebles de Cambrils tenían cámaras instaladas para que el cabecilla de la red pudiera observarlas a distancia en todo momento y también en los desplazamientos hasta un garaje, donde las mujeres pernoctaban en condiciones de hacinamiento, según la policía, y también estaban permanentemente vigiladas.

El ciudadano español detenido llevaba un alto nivel de vida. Residía en una zona de lujo de Tarragona, poseía dos vehículos de alta gama y contaba con grandes cantidades de dinero en su poder, informa la Policía Nacional. Además, nunca había cotizado en la Seguridad Social.

La operación policial se ha desarrollado dentro del marco del Plan Integral Policial de Lucha contra la Trata de Seres Humanos impulsado por la Comisaría General de Extranjería y Fronteras. A los detenidos se les imputan los delitos de trata de seres humanos, relativo a la prostitución, contra el derecho de los trabajadores, pertenencia a organización criminal, tráfico de drogas y blanqueo de capitales. La operación ha sido llevada a cabo por la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de la Comisaría Provincial de Tarragona.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon