Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Descansar dignamente

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 05/10/2017 Marta Rodríguez
Detalle de las habitaciones de la base de Sant Climent (Girona) en la que han sido realojados los agentes que fueron obligados a abandonar un hotel en Calella © Proporcionado por ElPais Detalle de las habitaciones de la base de Sant Climent (Girona) en la que han sido realojados los agentes que fueron obligados a abandonar un hotel en Calella

MÁS INFORMACIÓN

  • DIRECTO Referéndum de independencia en Cataluña, últimas noticias en directo
  • Cientos de vecinos acosan a policías para expulsarlos de varios pueblos
  • Zoido desayuna con policías en los barcos tras sus quejas de “abandono” ante los actos de acoso sufridos

Los 150 agentes de la Guardia Civil que tuvieron que abandonar sus hoteles en Calella (Barcelona)por la presión vecinal están realojados en el acuartelamiento General Álvarez de Castro de Sant Climent Sescebes de Girona. Los guardias se quejan de las "condiciones lamentables" en las que se encuentran, que se les haya dejado "desatendidos" y que no se les estén "dando soluciones".

A pesar de que reconocen que cuando llegaron a la base, que según algunos testigos fue la noche del lunes, fueron muy bien atendidos por los militares que les ofrecieron toallas, jabón y comida, critican que tienen que dormir en literas con almohadas en pésimo estado y que el acuartelamiento "no está preparado para pernoctar varias noches". Según la Asociación Unificada de la Guardia Civil, saben que "no están de vacaciones, están trabajando y no quieren lujos, pero sí unos mínimos". Lamentan, además, que no se les está informando ni de cuánto tiempo tendrán que permanecer en el acuartelamiento, ni si se están buscando alternativas para poder alojarse en algún tipo de establecimiento preparado para ello. Esta situación de "desinformación", aseguran, les provoca un profundo "malestar" porque creen que la institución a la que sirven no es capaz de garantizarles un lugar digno de descanso "tras jornadas maratonianas sometidos a un enorme estrés".

La base militar, ocupa unas 1.729,45 hectáreas, más de un 62% del término municipal de Sant Climent de Sescebes, una pequeña población de 640 habitantes. cuyo término municipal limita al norte con la Jonquera y se encuentra a unos 17 kilómetros de la frontera con Francia. Las instalaciones, que tienen capacidad para unos 8.000 soldados, perdieron mucha ocupación a partir de 1997, cuando el Consejo de Ministros aprobó la supresión del servicio militar obligatorio. En la actualidad las instalaciones están infrautilizadas.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon