Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Descubren que el universo tiene diez veces más galaxias de las que pensábamos

El Confidencial El Confidencial 13/10/2016 Teknautas

Ni cien mil ni doscientos mil millones. Un nuevo estudio asegura que el número de galaxias en el espacio observable asciende hasta los dos billones. La afirmación procede de un grupo de investigadores, liderados por Christopher Conselice, que acaban de hacer pública una investigación en la que detallan los motivos que les han llevado a revisar esa cifra.

Gracias al uso del telescopio Hubble así como otras herramientas, el equipo de Conselice ha establecido que la cifra anterior, que se dio por válida a mediados de los noventa, había errado el tiro por mucho. Para ello han convertido las imágenes del Hubble y otros datos recabados sobre el universo observable para hacer un mapa en 3D que permitiera hacer una medición precisa del número de galaxias.

© Externa

El equipo también ha utilizado modelos matemáticos para predecir el número de galaxias que los telescopios actuales son incapaces de detectar. Según el estudio, hasta un 90% de las galaxias son demasiado ténues o lejanas como para que las podamos ver con la tecnología de hoy en día.

"Es fascinante que todavía tengamos que estudiar el 90% de las galaxias a nuestro alrededor", ha declarado Conselice. Para el investigador, uno de los aspectos más interesantes de esa futura búsqueda son "las interesantes propiedades" que se descubrirán cuando el ojo humano pueda estudiarlas con detenimiento.

Uno de los datos que expone el estudio es que el número de galaxias era mayor hace unos cuantos miles de millones de años. La cifra se ha reducido debido a la unión que se ha producido con el paso del tiempo. Según el equipo de Conselice, muchas de estas galaxias eran pequeñas y no muy luminosas, como algunas de las vecinas de la Vía Láctea.

El estudio sólo ha podido tomar en consideración todas las galaxias que entran dentro del radio de acción de Hubble. El telescopio espacial es capaz de medir la luz que emiten las galaxias hasta una distancia determinada por lo que es imposible determinar el número de formaciones cuya luz todavía no ha tenido tiempo de llegar hasta nosotros.

La investigación ha ofrecido una respuesta a la paradoja de Olbers que dice que, si el universo es infinito, el cielo nocturno debería ser brillante porque cada punto debería estar ocupado por una estrella. Según el trabajo del equipo de Conselice, la combinación de diferentes fenómenos: el corrimiento al rojo, la naturaleza dinámica del universo o la absorción de luz por parte del polvo cósmico.

James Webb ofrecerá nuevas respuestas

El nombre del telescopio de nueva generación que la NASA lanzará al espacio en octubre de 2018 permitirá echar un vistazo todavía más atrás en el tiempo. El telescopio espacial Webb, sucesor del Hubble, está equipado con nuevos instrumentos que le permitirán explorar el espectro infrarrojo del universo, una medición que el Hubble apenas puede hacer.

El nuevo telescopio estará situado en el punto Lagrangiano 2, a un millón y medio de kilómetros de la Tierra, y se espera que ofrezca respuestas a algunos de los interrogantes que Hubble ha puesto sobre la mesa durante su existencia.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon