Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Desmantelado el llamado 'bosque de los gudaris' de ETA por enaltecimiento del terrorismo

El Mundo El Mundo 03/06/2014 ÁNGELES ESCRIVÁ

Agentes de la Guardia Civil han llevado a cabo esta mañana una operación contra la que consideran la mayor manifestación de enaltecimiento del terrorismo realizada desde el cese definitivo del terrorismo. Cuatro personas próximas a la organización Etxerat han sido detenidas.

Según han informado fuentes jurídicas, los arrestados serán trasladados a Madrid y tienen previsto pasar a las 13.00 horas del miércoles a disposición del juez Ruz, que decidirá su puesta en libertad o su ingreso en prisión provisional.

Según informa Europa Press, los detenidos en esta operación, bautizada Roble, son Joaquín Izaguirre Elizondo, Francisco Javier Iragorri Gamio, Erramun Sagarzazu Gaztelumendi y Francisco Ramón Gaztelumendi Uribarren. Sagarzazu, alias Txango y Lohitzun, es un ex dirigente de ETA que fue expulsado en 2012 tras haber cumplido una condena de diez años en Francia, informa Vasco Press.

Las detenciones se han llevado a cabo a primera hora de esta mañana cuando los cuatro arrestados salían de sus respectivos domicilios.

Los agentes han desmantelado el denominadobosque de los gudaris plantado por la izquierda abertzale en el monte Aritxulegi, un paraje situado en el término municipal de la localidad guipuzcoana de Oiartzun, para honrar y homenajear a los terroristas muertos.

Se trata de un recinto vallado en el que los proetarras han plantado 200 pequeños robles a los que han asignado una placa con un número correspondiente a un terrorista fallecido. El número 1 corresponde a Txabi Echebarrieta, el primer miembro de muerto en 1968.

El pasado día 9 de mayo, jornada en la que los etarras celebran el gudari eguna o día del soldado vasco, decenas de personas subieron hasta la cima del monte para realizar los actos de homenaje. Algunos de los presentes llevaban un documento en el que constaban los nombres a los que correspondían los número grabados en las placas metálicas.

Ese día fueron plantados dos árboles correspondientes a Thierry, López Peña, que fuera número uno de ETA, y a Arkaitz Bellón, otro preso de ETA, ambos fallecidos el año pasado. En el recinto vallado, los organizadores habían plantado un monolito y un mástil en el que izar una ikurriña.

El Aritxulegi es un monte tristemente conocido porque fue allí donde varios terroristas celebraron el gudari eguna de 2006 disparando al aire y con vivas a ETA en un adelanto de lo que iba a ser la ruptura de la tregua iniciada en marzo de ese mismo año.

Los agentes tienen orden de quitar las estacas y las placas identificativas, investigar la propiedad del terreno y replantar los pequeños robles dispersos por otros lugares.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon