Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Desnudos y desenlace

Notodo Notodo 04/07/2016 Irene Galicia

Alexis W. es el responsable del proyecto La ventana indiscreta, que lleva años en marcha en los balcones de la calle Pelayo construyendo un gran retrato de la sociedad y escogiendo cada año una temática relacionada con su interés por el individuo y el desnudo y donde por cierto ha tenido también cabida la investigación sobre la identidad femenina. Siempre lo ha visto como algo más que un mero proyecto expositivo. Es su taller, una línea de trabajo que le sirve de campo de pruebas para otros conjuntos y que funciona por sí solo. Así, podemos considerarlo el motor para esta nueva andadura que, coincidiendo con las fiestas del Orgullo LGTB en el barrio madrileño de Chueca, presenta una cuidada selección de su colección de fotografía antigua de desnudo masculino en la galería Mad is Mad.

El deseo de plasmar el cuerpo desnudo es tan antiguo y remoto como la misma historia del hombre y sea el desnudo masculino o femenino, este ha sido motivo de inspiración para los artistas y una forma de deleite para el observador. La pintura y la estatuaria fueron las primeras disciplinas en indagar y experimentar con él; más tarde la fotografía lo adoptó para finalmente ser vanagloriado en el teatro, la danza y el cine. La antigüedad clásica llevó el desnudo masculino a las esculturas. El afán griego por retratar al cuerpo masculino desnudo era una expresión directa de una cultura homoerótica. Pero no fue hasta el siglo XIX cuando se deshecha esa idea del equilibrio perfecto entre la belleza física masculina y la belleza espiritual del hombre héroe o deportista y surge la fotografía del hombre desnudo como objeto artístico, sexual, provocador y finalmente como portador de sex appeal en la década de los ochenta.


A partir de autores anónimos y saltándose cualquier línea cronológica, las fotografías de esta exposición nos invitan a un viaje a través de la representación del hombre desnudo desde mediados del siglo XIX hasta los años ochenta. Imágenes de países europeos encontradas en diferentes contextos que proponen al espectador un relato subjetivo a partir de asociaciones libres y metafóricas sobre la desnudez masculina. Una narración que se completa por un lado con una serie de retratos realizados por el fotógrafo canario cuyo objeto de atención y deseo es el cuerpo masculino, y por otro, una edición con formato de periódico que bajo el nombre de Textos-Terona, ha invitado a autores de diferentes ámbitos de la escritura a una acción literaria en la que reflexionar con libertad sobre el cuerpo del hombre en su concepción estética, política o sociológica para lograr una aproximación democrática a la representación del desnudo masculino.

De este modo, críticos de arte, poetas, historiadores, escritores, periodistas, músicos, coleccionistas y hasta teólogos evangelistas, construyen a golpe de verbo, una trama compuesta de miradas abiertas, componiendo un diálogo que sugiere intensas complicidades y afinidades. Esta muestra formula así amplias y muy variadas reflexiones sobre la representación e interpretación de la desnudez masculina, articuladas desde la palabra y la imagen, donde el cuerpo se convierte en un fértil imaginario desde el que como siempre, se abren nuevas ventanas a la cavilación y la imaginación.










Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Notodo

image beaconimage beaconimage beacon