Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Detenido un Policía Municipal de Madrid por secuestros y robos

El Mundo El Mundo 10/06/2014 LUIS F. DURÁN

Secuestrador de día, policía de noche. Un agente de la Policía Municipal de la Unidad de Tetuán del Ayuntamiento de Madrid fue detenido la madrugada de ayer martes acusado de pertenecer a una banda dedicada a secuestros y robos en la zona oeste de la región, según fuentes judiciales.

En la operación han sido arrestadas otras siete personas más. Han sido los agentes de la UCO de la Guardia Civil los que han llevado la investigación para desmantelar a esta organización criminal que llevaba actuando en la zona situada en el entorno de Boadilla del Monte y Las Rozas durante los últimos meses.

La Unidad de Asuntos Internos de la Policía Municipal de Madrid también seguía de cerca la pista del agente ante la sospecha que utilizaba información confidencial para fines delictivos.

El agente arrestado fue puesto a disposición judicial en la mañana de ayer martes. El magistrado ordenó su puesta en libertad con cargos. La Jefatura de la Policía Municipal ha abierto expediente disciplinario al funcionario que ha sido suspendido de empleo y sueldo de forma provisional.

© Proporcionado por elmundo.es

El agente arrestado trabajaba en el turno de noche de la Unidad de la Policía Municipal. Llevaba en el Cuerpo más de 14 años.

En la madrugada del martes se presentaron en su puesto de trabajo varios agentes de la UCO acompañados de la comitiva judicial. También estuvieron presentes los miembros de la Unidad de Asuntos Internos de la Policía Municipal de Madrid.

Los integrantes del Instituto Armado registraron la taquilla del agente en la que se incautaron de varios documentos. Asimismo, se procedió a requisarle su arma reglamentaria y la placa.

El agente fue esposado y en la mañana de ayer era puesto a disposición judicial tras ser acusado de un presunto delito de detención ilegal. El magistrado le ha dejado en libertad con la obligación de presentarse en el juzgado cada semana.

Las averiguaciones de la Guardia Civil han permitido averiguar la implicación del agente gracias al seguimiento que se le ha realizado durante los últimos tres meses. Daba apoyo logístico a los criminales, les facilitaba información confidencial de detenidos y también colaboraba en otras tareas menores de la organización, según fuentes de la investigación.

Los compañeros del policía detenido aseguran que llevaba varios años con problemas personales. Tenía embargado la casa y el sueldo, según indicaron fuentes de Asuntos Internos que han colaborado con la Guardia Civil en la investigación. «El arrestado decía que ganaba sólo 600 euros por culpa de todos los embargos que pesaban sobre él y últimamente estaba más tiempo de baja que en el trabajo», señaló un compañero suyo.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon