Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Diez años del iPhone, y diez formas en las que ha revolucionado la telefonía

Logotipo de El Confidencial El Confidencial 09/01/2017 Rubén Rodríguez

Diez años: ese es el tiempo que ha pasado desde que Steve Jobs presentara en sociedad el primer iPhone. Un 9 de enero de 2007, el por entonces CEO de Apple presentaba en el MacWorld de aquel año un dispositivo que apuntaba a ser una verdadera revolución: se trataba de un aparato que era, en su propias palabras "un iPod con controles táctiles, un revolucionario teléfono móvil y un revolucionario dispositivo de comunicaciones por Internet". Habían dado en el clavo.

Ha pasado una década desde que aquel aparato viera la luz, tiempo suficiente como para confirmar que se trató de una de las mayores revoluciones en las telecomunicaciones de los últimos años. A día de hoy, no se entiende la sociedad actual sin el 'smartphone' de Apple que, aunque no fue ni inventor ni pionero en el uso de muchas de las tecnologías con las que contaba, sí que consiguió instaurarlas como elementos de uso habitual.

Pero, ¿qué cambios introdujo el iPhone que acabaron influyendo en toda la industria? Ahí van 10 de los más importantes.

Pantalla táctil

El iPhone no fue el primer móvil en tener pantalla táctil, otros como el IBM Simon Personal Comunicator (1994) -casi más una PDA- o el Ericsson R380 (2000) ya contaban con esta innovación. Sin embargo, sería el iPhone el que se encargaría de darle un salto cualitativo. No sólo contaba con gran definición para aquel momento y permitía el sencillo acceso a cualquiera de sus programas instalados, sino que la inclusión de la vista panorámica se convirtió en algo totalmente distintivo.

Adiós al teclado físico

Completamente unido al primer avance, la desaparición del teclado tal y como lo conocíamos hasta entonces fue uno de sus grandes cambios estéticos y que suponían un cambio en la importancia del dispositivo. La sencillez del teclado virtual fue uno de sus grandes cambios: no sólo era intuitivo y fácil de usar, sino que permitía la escritura con ambas manos, además de destacar por la lupa dentro del texto para conocer la posición exacta del cursor.

¿Stylus, qué es Stylus?

De igual manera, la inclusión del teclado físico provocó la muerte en vida del Stylus, ese pequeño instrumento de plástico que servía para poder tocar las pantallas táctiles del momento. La gran revolución de la tecnología de la pantalla de Apple -posteriormente mejorada gracias a su 'Pantalla Retina'- consistió en la posibilidad de acceder a cualquier información con nuestra propia mano, sin necesidad de contar con elementos añadidos para escribir o dibujar.

Un diseño innovador

Hasta su llegada, los móviles habían contado con muchos y muy variados diseños: desde el que buscaba el menor tamaño posible hasta los que se doblaban como si fueran un 'Transformer'. Pero el iPhone cambió el concepto: no hacían falta florituras, sólo un dispositivo cuyo peso estético se basara en la pantalla y en su diseño cada vez más fino. El apagado/encendido, el volumen, el silencio y el botón de inicio marcaron el camino para el resto de marcas.

Internet en tu bolsillo...

Hasta su llegada, el acceso a internet era sólo para privilegiados. En el mejor de los casos se contaba con una PDA que era necesaria llevar además del teléfono o se contaba con un móvil con una conexión realmente pésima. Apple consiguió hacer accesible Intenet para todas las personas, pues revolucionó la conectividad y la posibilidad de contar con un verdadero ordenador con acceso a las redes en el bolsillo. Cambió la manera de conectarse al mundo.

... y también música

Hasta la llegada del iPhone, lo habitual era contar con un dispositivo específico para escuchar música. Bien un MP3, un discman o, si hablamos de Apple, un iPod. Apple consiguió que su iPhone se convirtiera en el dispositivo total: no sólo había logrado convertirlo en teléfono y ordenador de bolsillo, también hizo que se convirtiera en el reproductor de música por excelencia. Se acabó tener varios aparatos: con este 'smartphone', se tenía todo en uno.

Fotos con zoom

El famoso 'pinch to zoom' se convirtió en una de las grandes revoluciones del dispositivo de Apple. La posibilidad de hacer fotografías con una cámara de alta resolución no fue una novedad del iPhone, pero sí la posibilidad de poder hacer las fotos más grandes nada más realizarlas. La posibilidad de revisar un detalle y ampliar al gusto del usuario las imágenes se convirtió en uno de los grandes avances de la compañía, que logró sacar todo el partido a la pantalla táctil.

© Proporcionado por El Confidencial

La revolución de las 'apps'

Si bien en la primera versión de iPhone no se podían instalar aplicaciones distintas a las que venían de fábrica, esa situación pronto cambió: apenas un año después, Apple lanzaba la App Store con otras 500 aplicaciones disponibles. Doce meses más tarde, la tienda de iPhone ya contaba con más de 50.000. Sin duda, la compañía de Cupertino supo crear un ecosistema imprescindible para el 'smartphone', permitiendo al usuario personalizarlo con sus 'apps' preferidas.

Sensores en tu móvil

El iPhone se convirtió en el primer 'smartphone' que hizo de los sensores una forma de entender el mundo. Sin ir más lejos, el cambio más importante que Apple implementó tuvo que ver con los acelerómetros, que servían entre otras cosas para jugar con el movimiento y el giro, lo que permitió adaptar el contenido de nuestra pantalla a la posición en la que se estaba viendo el móvil. O, incluso, reinventar por completola forma en la que tomábamos una fotografía.

Esto es un móvil 'Premium'

El iPhone original salió a la venta por un precio de 499 dólares (el modelo de 4GB) y 599 dólares (el de 8GB). Como ocurre siempre con Apple, estaba muy por encima del precio medio de otros móviles de la época. Tanto que incluso Steve Ballmer, de Microsoft, se burló del iPhone asegurando que, con ese precio, no iba a funcionar. Se equivocó. El iPhone inauguró una categoría de móviles 'premium' o de gama alta por los que sí había una disponibilidad a pagar. Apple sería la primera (y casi única) compañía capaz de permitirse cobrar más de 600 y 700 euros por un iPhone. Samsung, LG, Sony... todos siguieron años después la misma estrategia de lanzar 'smartphones' de gama alta, pero la feroz competencia ha hecho que muchos al final tengan que especializarse más en la gama media, con precios más terrenales, que en la 'premium'.

Steve Jobs, el día de la presentación del primer iPhone © Externa Steve Jobs, el día de la presentación del primer iPhone
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon