Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Dilma compara los avances de Brasil a los de la España postfranquista

El Mundo El Mundo 04/06/2014 GERMÁN ARANDA
© Proporcionado por elmundo.es

El Gobierno de sigue respondiendo como puede al aluvión de críticas recibidas desde diferentes sectores por los excesivos gastos y los atrasos en obras para el Mundial; mientras la educación y la sanidad siguen en condiciones precarias, según denuncian día tras día En , la presidenta comparó el crecimiento de Brasil con el de la España posterior a Franco y relativizó el impacto de los que se oponen al Mundial.

En la conversación con el influyente diario estadounidense, Rousseff defiende la reducción de la desigualdad en Brasil con gobiernos del Partido de los Trabajadores comparándola a la situación de la España de los 80, según unas declaraciones no publicadas a las que ha tenido acceso EL MUNDO. "Llegué a preguntar al Instituto de Pesquisa Económica Aplicada (IPEA) dónde existió un periodo de 12 años con tanta reducción (de la desigualdad). Me dijeron que había sido en la España postfranquista", responde la presidenta brasileña al corresponsal en Río de Janeiro, Simon Romero.

Dilma continúa su reflexión elogiando las tesis del reciente libro 'El Capital del siglo XXI' del economista Thomas Piketty: "Hoy existe una discusión seria en Estados Unidos y en Europa sobre el aumento de la desigualdad, en la que el libro de Piketty tiene importancia. (...) Creo que hizo un trabajo fantástico por la cantidad de datos y declaraciones tributarias que acumuló durante un tiempo".

En el texto, asegura que sólo "una pequeña minoría" se opone al Mundial de fútbol, pese a que recientes datos oficiales demuestran que un 44% no está de acuerdo con la celebración del torneo, frente a un 51% que se muestra favorable). Reconoce que "los servicios mejoraron a un ritmo menor que la economía" y entiende a los manifestantes porque "el ser humano obtiene algo, pero quiere más y eso es muy bueno".

La presidenta defiende también la destinación de los beneficios obtenidos por los 'royaltie's del petróleo a la educación del país, porque "la educación tiene un doble papel, de combate a la pobreza y a la desigualdad y de ayudar al avance para una economía del conocimiento y una aplicación de la innovación para la ciencia y la tecnología". Durante la noche del mismo martes en que se publicó la entrevista, el Parlamento brasileño aprobó un nuevo plan de educación que prevé que el porcentaje del PIB dedicado a educación pase del 6 al 10%. Sin embargo, los profesores de Río de Janeiro y Belo Horizonte siguieron en huelga exigiendo mejoras salariales y de las condiciones de trabajo. el paro de docentes finalizó el mismo martes, un mes después de su inicio.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon