Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Dios K

Notodo Notodo 10/03/2016 Miguel Gabaldón
Imagen principal del artículo "Dios K" © La Fábrica 2014 @ Imagen principal del artículo "Dios K"

Dios K es una deconstrucción en clave psico-sociológica de las múltiples caras (internas y externas) de un personaje como Dominique Strauss-Kahn (DSK), presidente del Fondo Monetario Internacional, socialdemócrata francés acusado de violar a una camarera del Hotel Sofitel de Nueva York. Un juicio escénico y sumarísimo a uno de los hombres más poderosos del mundo, adaptación escénica de la novela Karnaval de Juan Francisco Ferré a cargo del dramaturgo Antonio Rojano, que además reestrena la Cineteca del Matadero como espacio escénico.

Dios K es más un experimento en torno a los mecanismos del poder que una obra de teatro al uso. Un repaso escénico a los falsos oropeles, el éxito, el sexo y la ambición. Una serie de imágenes, monólogos y escenas que se alternan con gifs animados de personajes relevantes (desde Baudrillard a Lady Gaga) con sus opiniones acerca de este buen hombre. La puesta en escena de Víctor Velasco juega con los elementos de forma limpia para redefinir las delgadas líneas que separan el ámbito de lo público y lo privado. Y qué sucede cuando una de ellas es traspasada. En cuanto a las interpretaciones, Alberto Jiménez aporta su habitual saber hacer para dar vida a este Strauss-Kahn. Un reto del que sale muy bien parado. Y Mona Martínez aprovecha esta oportunidad (la hemos podido ver en múltiples papeles secundarios) y consigue mostrar su talento desdoblándose en múltiples personajes.

Cierto es que, dado sus características, los personajes carecen de profundidad. Pero tampoco parece que sea la intención de sus creadores el dotar de ella a sus personajes. En definitiva, una función curiosa. Aunque más como ensayo experimental que como narración. Desde luego, si a uno le interesa este tipo de espectáculo y poder observar una decostrucción sobre escena de la realidad reciente, acérquense a ver este Dios K.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Notodo

image beaconimage beaconimage beacon