Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Donald Tusk advierte a Theresa May que no hay "suficientes progresos" en la negociación del Brexit

Logotipo de El Mundo El Mundo 26/09/2017 CARLOS FRESNEDA

"Se acabó eso de quedarse con el pastel y comérselo", le dijo el presidente de Consejo Europeo Donald Tusk a la "premier"

Theresa May

, tras despachar con ella en Downing Street y a la hora del 'lunch'.

Tusk agradeció el nuevo "espíritu constructivo" de May en su reciente discurso en Florencia, pero advirtió que las negociaciones del

'Brexit'

no están teniendo "suficientes progresos" e insinuó que las conversaciones paralelas sobre el futuro acuerdo comercial entre Londres y Bruselas son aún prematuras.

© Proporcionado por elmundo.es

"Nos estamos moviendo", dijo por su parte May tras el encuentro. "Como dije en mi discurso en Florencia, espero una relación profunda y especial con la UE tras nuestra salida".

"Creo que tenemos que encontrar maneras creativas para solucionar los asuntos y sentar las bases para una buena relación en materia económica y de seguridad y defensa".

El encuentro entre May y Tusk se produjo a las horas del

nuevo choque frontal

entre, el negociador- jefe de la UE Michel Barnier y el ministro para el Brexit David Davis, que se quedó solo advirtiendo que ningún obstáculo se interpone ahora en el avance de las negociaciones.

Pese a que la química de May con Tusk es algo mejor que la que tiene con Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, el político polaco advirtió de antemano que las pretensiones británicas de negociar en paralelo no serán posibles mientra no se resuelvan al menos parcialmente los tres puntos de litigio: los derechos de los inmigrantes, la frontera entre las dos Irlandas y la "factura" de divorcio.

Bruselas no ha aceptado de entrada la propuesta de May de contribuir hasta el 2020 a los presupuestos, con una cantidad estimada en menos de una tercera parte de lo que reclama inicialmente la UE como 'factura' del Brexit. Michel Barnier ha indicado en cualquier caso que la propuesta de un período de transición de dos años tras la salida oficial de la UE ha de ser aprobada por los 27.

El discurso florentino de Theresa May no ha servido pues ni para ablandar el corazón de Bruselas ni para mitigar la guerra abierta en su gabinete. La 'premier' acude este fin de semana a la conferencia anual del Partido Conservador en una posición de extrema debilidad y ante el temor de un motín encabezado por los brexiteros 'duros', del titular de Exteriores Boris Johnson al ulntraconservador Jacob Rees-Mogg, impulsado como la respuesta del ala dura al ascenso de

Jeremy Corbyn

.

En la conferencia laborista, entre tanto, el alcalde de Londres Sadiq Khanrompió el silencio impuesto sobre el Brexit para reclamar abiertamente un segundo referéndum sobre el acuerdo con Bruselas. Khan prometió presionar desde el ala moderada para incluir la petición en el próximos manifiesto.

Kezia Dugdale, ex líder del Partido Laborista en Escocia, fue aún más allá y aseguró que Corbyn es "parcialmente responsable" del Brexit por su calculada ambigüedad.

Oficialmente, el Partido Laborista apoya un período de transición con la permanencia temporal, de dos a cuatro años, en la unión aduanera y en el mercado único. Corbyn no ha ido aún más allá en la pretensión de los laboristas moderados, que pretenden que el partido abandere el Brexit 'blando' y apueste por el modelo de Noruega: fuera de la UE, pero integrada en el mercado único y contribuyendo a los presupuestos.

Leer

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon