Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Duran amenaza con irse de CiU

El Mundo El Mundo 09/06/2014 SALVADOR SOSTRES, Mª TERESA COCA

ha dicho basta. diciendo que «el abdica para proteger el negocio familiar» han sido la gota que ha colmado el vaso de su paciencia. El líder de Unió ha decidido dimitir como secretario general de y afirma que, si en las próximas elecciones votar CiU significa votar la , se presentará como candidato en solitario.

Junto a la Secretaría General de CiU, Josep Antoni Duran Lleida estudia dejar sus cargos como portavoz de la federación en el Congreso y presidente de la Comisión de Exteriores de la Cámara Baja. Comunicará oficialmente su decisión después del 19 de junio, una vez realizada la proclamación de.

Unió lleva meses evidenciando que los actuales dirigentes de Convergència no son aquellos con los que se comprometieron, ni sus ideas son las mismas. «No tiene demasiado sentido continuar con esta farsa», comenta un estrecho colaborador del líder democristiano, «si en CDC cada día se cuestiona más su papel; desde Madrid exigen su cese como presidente de la Comisión de Exteriores y desde el Govern no sólo no le defienden, sino que se limitan a pedirle que reflexione».

© Proporcionado por elmundo.es

Duran tuvo la primera sensación de que había llegado el momento de tomar decisiones cuando, tras los resultados de las elecciones europeas, los militantes y simpatizantes de CiU congregados en el Hotel Majestic de Barcelona le abuchearon por no ser independentista. «Estamos hartos. No habrá bronca entre Unió y Convergència, pero Duran dejará la Secretaría General de CiU y Unió tendrá que elegir al sustituto», afirman las fuentes consultadas. Ese sustituto será con toda seguridad el conseller de Interior, Ramon Espadaler. Fuentes de UDC aseguraron que, no obstante, la decisión ha de someterse a los órganos del partido.

El secretario de Organización de CDC, Josep Rull, después de mostrarse «perplejo» por conocer las intenciones del líder democristiano por la prensa, puso en duda que «tenga sentido» que Duran siga siendo el portavoz de CiU en el Congreso si renuncia a la Secretaría General. «Si fuera así tendríamos que hablar de ello a fondo», afirmó ayer, informa Marta Serret.

Si algunos convergentes creen que los malos resultados que CiU tiene últimamente se deben a que no tienen credibilidad como partido independentista en tanto que Duran no lo es, Duran tiene el convencimiento de que es al revés: «Cuando más independentistas nos ponemos, más votos perdemos. Cuantas más estelades hay en los mítines de CiU, más vacías nos encontramos las urnas al cabo de dos días y más crece . Los datos no engañan».

De todos modos, nada sucederá hasta pasada la proclamación de Felipe, «porque Duran entiende que estos días el protagonismo le corresponde al futuro Monarca», una reflexión muy en la línea de la penúltima bronca en CiU, a propósito del voto sobre la abdicación del Rey. y Oriol Pujol querían votar no y Duran forzó la abstención con la ayuda de los consellers Santi Vila y Germà Gordó, que entienden que es poco inteligente no tener las mejores relaciones posibles con quien será el jefe del Estado y un posible mediador entre la Generalitat y el Gobierno.

Sobre si fundará un nuevo partido y se presentará a las próximas elecciones, Duran mantiene que su «momento político es el de la retirada, pero si en las próximas elecciones votar CiU significa votar independencia», asumirá su «responsabilidad» y se presentará. Es decir, que dará el paso si Convergència lleva la secesión en su programa electoral.

En CDC las bases más independentistas ansían desde hace tiempo romper con Duran. Pero más allá de la euforia de palo y bandera, los que saben sumar y restar asisten con pavor a la cada vez más inevitable separación. La mayoría de CiU y ERC es frágil. La mayoría absoluta está en los 68 y convergentes y republicanos suman 71. Si Duran se presentara en solitario podría obtener entre 8 y 10 diputados, insuficientes para gobernar pero que romperían la ya de por sí débil mayoría independentista.

Y ello en un contexto en que Mas pierde posiciones en cada elección, hasta el extremo de que en las últimas ya ERC llegó a superarle; y no sólo no ha conseguido ningún apoyo fuera de Cataluña, sino que los está perdiendo en su propia coalición.

Los convergentes que saben sumar y restar han superado la fase de la preocupación para ingresar de lleno en la del estupor. Uno de ellos, tal vez el más razonable, sentencia: «Mientras los ilusos todavía creen que el 9 de noviembre iremos a votar, yo cada vez pienso más que este otoño se nos va a llevar por delante».

Los últimos desencuentros

  • Enero 2013. El secretario general de Unió tilda de "gravísima" la declaración del consejo de federación de CDC en Barcelona por cuestionar su liderazgo y reta a sus socios revisar el acuerdo de feredación nacionalista.
  • Octubre 2013. Duran alerta a Mas de que la coalición se rompería si opta por la secesión catalana, es decir, si en el proceso soberanista Convergència se planteara posiciones "insostenibles" para Unió.
  • Noviember 2013. Duran rechaza presiones de ERC para que abandone su cargo en la comisión bilateral Gobierno-Generalitat. Evidencia que los republicanos están ganando terreno a Mas y recuerda que la tercera vía es una alternativa a la ruptura con España.
  • Febrero 2014. El eurodiputado y hombre de confianza de Duran, Salvador Sedó, renuncia a las listas europeas veado por el candidato convergente, Ramon Tremosa.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon