Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Duro castigo bursátil para los bancos catalanes mientras la prima de riesgo repunta a 124

Logotipo de El Mundo El Mundo 02/10/2017 MARÍA HERNÁNDEZ

Hay dos cosas que los análisis de las últimas semanas señalaban sobre las posibles consecuencias

del desafío independentista catalán

en los mercados: habrá volatilidad hasta que la situación se calme y la fecha clave no es tanto el 1 de octubre como el día siguiente. Ese día ha llegado y el veredicto de la Bolsa ha sido negativo, especialmente para las entidades financieras del Ibex con sede en Cataluña, las más castigadas de la jornada. Banco Sabadell se ha dejado un 4,53%, aunque en algún momento de la sesión llegó a caer por encima del 6% (-6,12%) y ha cerrado como el valor con peor comportamiento del selectivo seguido de CaixaBank, que se ha dejado un 4,43%.

Ambos han liderado el retroceso del Ibex 35 desde primera hora de la mañana. El principal indicador de la Bolsa española abrió con una caída por encima del 1% (-1,33%) y acabó con una contracción del 1,21%, hasta los 10.255 puntos.

El selectivo cerró septiembre como el peor índice europeo, con una subida por debajo del 1%, frente al 4% que bordearon el resto de Bolsas del entorno, y hoy se mantenido a la cola del Viejo Continente: en Londres, el Ftse 100 ha subido un 0,90%; el Dax de Fráncfort, un 0,58%; el CAC de París, un 0,39% y el Mib italiano, un 0,51%.

Todas las compañías del Ibex con bandera catalana han terminado en rojo: Colonial (-1,12%), Abertis (-0,20%), Grifols (-0,06%) o Gas Natural (-0,93%) también han cerrado en rojo, aunque el impacto en ellas es menor por la diversificación geográfica de sus negocios.

El sector financiero es el más afectado por el nerviosismo de los inversores. Junto al retroceso de Sabadell y CaixaBank, también BBVA (-2,37%), Santander (-1,61%), Bankia (-3,33%) y Bankinter (-1,02%) se han instalado en el rojo este lunes. "Era de esperar. Un empeoramiento de la economía catalana y española podría derivar en una mayor morosidad bancaria, algo que afectaría especialmente a los bancos con más presencia en territorio catalán", asegura Felipe López-Gálvez, analista de Self Bank.

Se trata de un sector "arriesgado" que se mueve mucho por la confianza; "si la confianza se resiente, como ha ocurrido hoy, su penalización es más importante", explica Javier Urones, analista de XTB.

CaixaBank y Banco Sabadell sirven de "termómetro" al respecto, de ahí su castigo bursátil. "En caso de que empiece a coger forma la idea de un referéndum pactado, no sería de extrañar que hubiera una retirada de depósitos de los clientes" a la espera de conocer su encaje legal en la Unión Europea (UE), añade López-Gálvez.

Renta fija y divisas

La incertidumbre por la manera en que el

Ejecutivo de Mariano Rajoy

y el

Govern de Carles Puigdemont

afronten a partir de hoy la división política y social genera recelos en los analistas. Ya la semana pasada dieron muestra de ello. La agencia S&P anunció a última hora del viernes

que no mejora el ráting de España

por la tensión con Cataluña y los posibles impactos que pueda tener en su economía; Bank of America ese mismo día "insistió" en que "existen razones por las que el mercado podría preocuparse después del fin de semana y Goldman Sachs alertó de la probabilidad de que el conflicto se enquiste.

© Proporcionado por elmundo.es

La prima de riesgo, otro de los indicadores que permiten medir la confianza inversora, osciló en la última parte del mes entre los 115 y los 120 puntos, pero este lunes se ha disparado por encima de los 124 enteros. La rentabilidad del bono español a diez años se eleva a 1,69%, frente al 0,45% del bund alemán que se toma como referencia.

En el mercado de divisas, el euro se mantiene en el rango de las últimas jornadas y se cambia a 1,17 dólares. Durante la madrugada, el cruce con el billete verde reflejó algo de tensión por las dudas sobre la unidad y el futuro del proyecto europeo común. "Un hipotético escenario de Cataluña independiente sentaría un precedente que podrían seguir otras regiones europeas que han reivindicado históricamente su propia autonomía. El ejemplo catalán daría alas a estos movimientos para iniciar un proceso similar", apunta el experto de Self Bank.

Leer

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon