Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Duro Felguera firma con los bancos acreedores una prórroga para evitar la quiebra

Logotipo de El Mundo El Mundo 29/09/2017 M. H.

Duro Felguera continúa ganando tiempo y ha accedido a firmar este viernes un acuerdo de espera (standstill) con el Santander y otras entidades acreedoras para buscar una solución que le permita hacer frente a sus deudas y evitar la quiebra. La nueva prórroga se extenderá hasta el próximo 15 de enero.

La compañía asturiana ha informado del acuerdo a última hora de la tarde, poco antes de que este sábado se cumpliese el plazo acordado el 3 de julio. La nueva ampliación ha sido suscrita por CaixaBank, Banco Sabadell y Banco Popular, además del Santanter, y se encuentra sujeta a que antes del 6 de octubre se adhieran Bankia, BBVA y la financiación sindicada de Núcleo y antes del 26 de octubre, el Banco Cooperativo Español y Liberbank, tal y como recoge el

hecho relevante

enviado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Este nuevo plazo de espera daría más tiempo a la compañía que preside Antonio del Valle para impulsar los proyectos en marcha y negociar con posibles interesados en su adquisición. Otras ingenierías como Elecnor o TSK figuran en las quinielas para hacerse con Duro Felguera, además del gigante chino de la construcción China State Construction Engineering (CSCEC) o el fondo de inversión británico Bybrook, informa Europa Press.

La deuda conjunta de la empresa ronda los 240 millones de euros, aunque la mayoría de ellos -casi 165 millones- corresponden al Santander y al absorbido Banco Popular; algo más de 33 millones debe a CaixaBank; casi 26 a Bankia; 61,72 millones al Sabadell; 23 millones a BBVA y 25 millones a Liberbank.

© Proporcionado por elmundo.es

Pérdidas e incertidumbre

Duro Felguera ha presentado este viernes unas pérdidas de 1,9 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone elevar un 6% sus 'números rojos' frente al mismo periodo del ejercicio anterior.

En un informe del auditor complementario a las cuentas del periodo, EY advirtió de que la situación de la compañía indica "la existencia de una incertidumbre material que puede generar dudas sobre la capacidad del grupo para continuar como empresa en funcionamiento de forma que pueda realizar sus activos y liquidar sus pasivos por los importes y según la clasificación con que figuran en sus estados financieros".

Los problemas de la firma se agravaron hace casi un año, aunque su situación comenzó a ser preocupante desde el inicio de 2017. Sus elevadas deudas provocaron que los bancos bloquearan las garantías y avales que le permiten pujar por nuevos proyectos para aumentar sus contratos y mejorar su cifra de negocios.

De hecho, la dirección de la compañía se negaba a firmar la prórroga de este viernes si las entidades no se comprometían a desbloquear dichos avales.

Unos 2.000 trabajadores siguen de cerca la situación, casi 1.000 de ellos en plantilla. La empresa ha transmitido que las nóminas de septiembre y octubre están aseguradas, pero no ha dado pistas sobre cómo se plantea afrontar la recta final del año.

La cotización de Duro Felguera se ha visto resentida durante todo este tiempo, especialmente en los últimos meses. El valor de sus acciones se ha reducido casi un 50% en el acumulado anual, desde los 1,12 euros que marcaban en el arranque de enero hasta los 0,57 euros en los que han cerrado este viernes.

Leer

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon