Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

EE UU expulsa a 15 diplomáticos cubanos tras los misteriosos ataques sónicos

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 03/10/2017 Amanda Mars
Fachada de la nueva embajada de Cuba en Washington. © Carlos Barria Fachada de la nueva embajada de Cuba en Washington.

La Administración estadounidense ha expulsado a 15 funcionarios de la embajada de Cuba en Washington como respuesta a los daños sufridos por 21 diplomáticos estadounidenses en La Habana, que se atribuyen a unos ataques de tipo sónico de origen desconocido. El Departamento de Estado anunció la semana pasada que se llevaba la mayor parte de su personal en la isla, hasta que se garantizase su seguridad, y este martes ha ordenado la merma de la legación cubana para que esta trabaje con la misma baja capacidad que la norteamericana.

Los afectados, cuyos nombres y apellidos están recogidos en una lista elaborada por el Departamento de Estado, tienen siete días para abandonar Estados Unidos. "Esta decisión se tomó debido al fracaso de Cuba de dar los pasos necesarios para proteger a nuestros diplomáticos de acuerdo con las obligaciones contempladas en la Convención de Viena", señala el jefe de la diplomacia, Rex Tillerson en un comunicado. La reducción de personal impuesta a Cuba persigue, según este texto, equiparar el músculo de ambos lugares.

La medida supone otro paso atrás en el deshielo entre ambos países, aunque Tillerson recalcó, como ya hizo la semana pasada, que se mantendrán las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba.

MÁS INFORMACIÓN

  • Estados Unidos sopesa cerrar su embajada en Cuba por el misterioso caso de los ataques sónicos

Washington, de hecho, no ha acusado a Cuba de los ataques sufridos por su personal, pero sí de la falta de capacidad de sus autoridades para protegerlo. Todo comenzó en noviembre del año pasado, cuando algunos diplomáticos y sus familias empezaron a sufrir en sus casas problemas de salud -mareos, dolores de cabeza, confusión- que en algunos casos han llegado a daños cerebrales y sordera permanente. Los investigadores no han aclarado el origen pero creen que han podido ser víctimas del ataque con aparatos de infrasonidos y ultrasonidos (algunos de los afectados afirman haber oído sonidos extraños cuando empezaron sus dolencias).

Entre las hipótesis que se manejan, figura que los responsables del ataque tengan que ver con agentes contrarios al acercamiento entre los países o tradicionales rivales de Estados Unidos, como podrían ser Rusia, Irán o Corea del Norte.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon