Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

EE. UU. y Filipinas firman nuevo acuerdo de defensa

dw.com dw.com 28/04/2014 Deutsche Welle
© 2014 DW.DE, Deutsche Welle

El presidente de EE. UU., Barack Obama, se reunió con su homólogo filipino, Benigno Aquino, para hablar sobre un nuevo acuerdo de defensa, que aumentará la presencia militar estadounidense en el país asiático.

El acuerdo militar, de diez años de duración, fue firmado en la mañana (28.04.2014) por el ministro del sector de Filipinas, Voltaire Gazmin, y el embajador estadounidense Philip Goldberg. El pacto permite a las tropas estadounidenses acceder a determinadas bases militares, construir nuevas instalaciones y trasladar al país equipos, aviones y barcos, más de 20 años después del cierre de las bases navales y aéreas estadounidenses en Filipinas.

Tras llegar al país asiático, este lunes (28.04.2014), el presidente de EE. UU., Barack Obama, se apresuró a destacar que el pacto no busca contener la expansión de China en la región. "Saludamos el surgimiento pacífico de China y tenemos una relación constructiva con este país", afirmó.

"Nuestra meta es asegurarnos de que se respeten las reglas y normas internacionales y eso incluye el área de las disputas marítimas", indicó. Obama manifestó su apoyo a Filipinas para una resolución pacífica de las disputas territoriales con Pekín en el mar de la China Meridional.

“No se reabrirán bases estadounidenses”

El jefe de Estado se trasladó al palacio presidencial de Malacanang para reunirse con su homólogo filipino, Benigno Aquino, con quien tratará asuntos de defensa y económicos. Frente al edificio un grupo de manifestantes izquierdistas protestó por el convenio y gritaba "¡NObama" y "¡Obama, fuera de Asia!"

Previamente, Voltaire Goldberg había indicado que el acuerdo permitirá a los militares filipinos "mantener y desarrollar una mayor seguridad marítima", así como ampliar sus capacidades de asistencia humanitaria y para hacer frente a catástrofes. "Quiero destacar eso sí lo que no hará el pacto", indicó el embajador. "No reabrirá las bases estadounidenses. Es un acuerdo para mejorar nuestra relación defensiva".

Filipinas es la última escala de la gira asiática del mandatario estadounidense.

VC (dpa, DLF)

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon