Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

EEUU abre investigación a Tesla: más accidentes con piloto automático

El Confidencial El Confidencial 12/07/2016 Teknautas

Corren malos tiempos para Tesla. El fabricante de vehículos eléctricos, que a finales de 2015 introdujo el piloto automático en un actualización por 'software', se enfrenta al tercer accidente provocado, supuestamente, por esta tecnología. Así lo aseguran los dos pasajeros de un Model X que el pasado viernes se salió de la carretera e impactó contra "más de veinte postes de madera" de una valla situada en uno de los laterales de una carretera del estado de Montana.

"Las dos personas que íbamos en el coche hemos sobrevivido", ha narrado el copiloto involucrado en el accidente en los foros de Tesla. Según la versión de la víctima, el vehículo se salió por sí mismo de la carretera y comenzó a impactar contra los postes de madera de una valla hasta que perdió "uno de los faros y la rueda delantera derecha".

Según el copiloto, el vehículo circulaba a unas 60 millas por hora (cerca de 90km/h) en una zona limitada a 50 millas (75 km/h) y era el piloto automático el encargado de controlar el vehículo que quedó "completamente destrozado".

Estado del último Tesla accidentado. © Proporcionado por El Confidencial Estado del último Tesla accidentado.

El accidente es el tercero que se hace público en cuestión de semanas después de que el pasado mes de mayo muriera la primera persona a bordo de un Tesla Model S con el autopilot en marcha. La semana pasada también se conoció que otro vehículo, esta vez un Model X, había tenido un percance que, según el conductor, había sido culpa del mismo piloto automático.

Tesla, investigada

Este nuevo accidente relacionado con el piloto automático puede ser el menor de los dolores de cabeza de la firma liderada por Elon Musk. El SEC (Securities and Exchange Comission), organismo encargado de hacer que se cumplan las leyes federales de Estados Unidos, ha abierto una investigación para establecer si Tesla ha incurrido en un delito al ocultarle información sobre el accidente mortal.

Aquel accidente, que se produjo cuando el Model S de Joshua Brown pasó por debajo de un camión en un cruce en una autovía, no se hizo público hasta pasadas unas semanas. El fabricante sí que comunicó el incidente a la National Highway Traffic Safety Administration, organismo encargado de velar por la seguridad vial, pero no compartió ningún detalle con el SEC.

Esta comisión está investigando si Tesla debería haber compartido toda la información relativa al accidente ya que podría haber sido de interés de cara a los inversores de la firma. El accidente tuvo lugar el 7 de mayo pero no hubo mención alguna en un comunicado de la firma del 18 de mayo cuando estaba preparando la venta de 1.800 millones en acciones.

Según Tesla, no fue hasta ese 18 de mayo cuando Tesla envió a un perito a revisar el vehículo. Según el fabricante, tuvo que hacerlo así ya que los daños que sufrió el vehículo fueron tan graves que no permitían "recopilar datos a distancia", lo que explicaría la ausencia de información de cara a los inversores.

Un Model X de Tesla similar al que ha sufrido el último accidente. (Reuters) © Proporcionado por El Confidencial Un Model X de Tesla similar al que ha sufrido el último accidente. (Reuters)

Tesla ha mantenido desde el primer día que la tecnología del piloto automático está en fase beta y que los conductores que la pongan en marcha deben estar preparados para tomar el control del vehículo en cualquier situación que requiera de su intervención. 

Por el momento, la investigación se encuentra en un estado preliminar y se desconoce si desembocará en medidas contra la compañía.

(Reuters) © Reuters (Reuters)
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon