Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

EE.UU. captura al supuesto jefe del ataque a su consulado en Bengasi

La Vanguardia La Vanguardia 17/06/2014 null

Washington. (EFE).- Un equipo de las Fuerzas Especiales de Estados Unidos ha capturado a Ahmed Abu Khattala, supuesto jefe del ataque contra el consulado de este país en la ciudad libia de Bengasi en 2012, donde falleció el embajador y otros tres estadounidenses. Esta es la primera vez que un acusado de ese ataque es apresado por Estados Unidos.

Ahmed Abu Khattala fue capturado en Libia en una operación secreta en la que no se registraron víctimas y se espera que sea procesado en un tribunal de Estados Unidos, según datos adelantados en exclusiva por el diario The Washington Post.

El Gobierno del presidente de EE.UU., Barack Obama, ha sido muy criticado por la oposición republicana que considera que no ha hecho lo suficiente para llevar a los responsables de ese atentado ante la justicia.

Khattala está detenido por los estadounidenses en un "lugar seguro" no revelado "fuera de Libia", según indicó el portavoz del Pentágono, el contraalmirante John Kirby. "No hubo víctimas civiles relacionadas con esta operación y todo el personal estadounidense implicado en ella abandonó Libia", precisó Kirby.

En la operación también participaron miembros de la Policía Federal (FBI), que ha investigado el ataque llevado a cabo el 11 de septiembre de 2012, en el que falleció el embajador estadounidense en Libia, Chris Stevens, y un miembro de la seguridad del Departamento de Estado, además de dos empleados de la CIA.

Khattala, que se ha movido a la vista de las autoridades libias y había concedido varias entrevista con medios de comunicación estadounidenses, es sospechoso de ser el líder del grupo integrista islámico Ansar al Shariah en el este de Libia.

El año pasado, el Departamento de Justicia de Estados Unidos presentó cargos penales contra Khattala y otra docena de presuntos cómplices, aunque nadie más ha sido detenido por las autoridades estadounidenses.

La captura de Khattala puede convertirse en una gran victoria para Obama ante las criticas republicanas por la gestión de la situación antes, durante y después del ataque.

El partido republicano ha atacado al Gobierno de Obama por el atentado de Bengasi y estaban preparando un nuevo comité del Congreso para depurar responsabilidades por la tragedia, la primera muerte de un embajador estadounidense en acto de servicio desde 1979.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon