Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

EEUU hace cinco veces más avisos de revisión de coches que Europa

El Mundo El Mundo 13/06/2014 FÉLIX CEREZO

Ayer, Mitsubishi anunciaba la revisión de 920.000 coches en todo el mundo por un problema en la iluminación. La madrugada previa, las autoridades de EEUU comunicaban la apertura de una investigación a un millón de coches de varias marcas por un defecto en el airbag. Y sin salir de ese país, en los últimos 30 días han sido avisados los dueños de ocho millones de vehículos con problemas de toda índole, pero siempre con un elemento común: poner en mayor o menor riesgo la seguridad.

© Proporcionado por elmundo.es

Entonces, ¿son menos seguros los coches actuales? El sentido común, el estado de la tecnología, los ensayos de choque o la evolución de la siniestralidad rebaten por completo esa lectura miope. Como también lo hacen las propias estadísticas de revisiones en EEUU, el país del mundo más avanzado en el tema.

Allí, desde 1966 existe la NHTSA, un organismo que vela por la seguridad vial y que, entre sus funciones, tiene la de vigilar estas campañas, activadas por la misma agencia, las marcas o denuncias particulares.

Su actuación no ha estado libre de controversia y ha sido acusada de lenta o de no valorar el problema en su justa medida. Le pasó con Ford y los neumáticos Firestone en 2000, tropezó de nuevo con Toyota en 2009 y ha vuelto a pasar con General Motors este año.

Son los casos más llamativos a los que se ha enfrentado, pero representan apenas unas gotas en el océano. Desde su creación y hasta 2013, tramitó 17.752 llamadas a revisión (el 80% iniciadas por la propia NHTSA) que han afectado a 740 millones de vehículos. Y aunque parezca que ahora son más frecuentes, en 1999 tuvieron que pasar por los talleres 55,5 millones de turismos y camiones y cinco años más tarde fueron 33 millones. Este dato se mantiene como el más elevado desde entonces, pero se podría alcanzar o superar en 2014, ya que sólo GM va por 30 operaciones y 16 millones de coches desde enero.

De hecho, el caso de esta última ilustra el temor que está llevando a las marcas a comunicar todo tipo de incidencias antes de que alguna se convierta en una verdadera crisis. Además, si eso ha ocurrido, el cambio hacia una estrategia de transparencia y rapidez puede convertirse en el mejor remedio. Es demasiado pronto para conocer la influencia en GM, cuyas ventas no se han resentido en estos meses. En el caso de Toyota, que asumió una política extrema de revisiones desde comienzos de esta década, se ha afianzado como líder mundial de ventas y como la marca de mayor valor.

A diferencia de EEUU, ni en Europa ni en España existe una entidad que promueva las llamadas a revisión, aunque cualquier empresa está obligada a comunicarlas a las autoridades y usuarios si detecta un fallo de seguridad en un producto. También los usuarios pueden denunciarlas a través de las autoridades de consumo o los tribunales.

En 2013, el sistema de alertas de la UE registró 2.364 avisos, sobre todo de ropas (25%) y juguetes (25%). Los vehículos a motor representaron el 7%, con 160 alertas (23 de ellas afectaron a España). En el mismo periodo, EEUU (con un parque de automóviles relativamente parecido) hizo cinco veces más llamadas a revisión (714) para 28 millones de vehículos. Una desproporción similar (entre cuatro y cinco veces más) se ha venido registrando desde el año 2006.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon