Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

EE.UU. pide respetar la presunción de inocencia del sargento Bergdahl

La Vanguardia La Vanguardia 07/06/2014 null

Washington, (Efe).- El Gobierno estadounidense pidió hoy a la ciudadanía y a los medios que se respete la presunción de inocencia del sargento Bowe Bergdahl, canjeado por cinco talibanes presos en Guantánamo, ante las acusaciones de algunos de sus compañeros de que desertó antes de ser capturado en Afganistán.

"Tratar al sargento Bergdahl en el tribunal de la opinión pública antes incluso de que haya tenido la oportunidad de contar su lado de la historia no es lo que deberíamos hacer con un soldado que ha estado en cautiverio cinco años", dijo la portavoz adjunta del Departamento de Estado, Marie Harf.

En respuesta a la posibilidad de que el sargento hubiera abandonado su puesto antes de su captura, Harf aseguró que, si se dio tal caso, "se tratará", tal y como ha dicho el Pentágono.

La portavoz rehusó comentar informes de prensa según los cuales el sargento podría haber colaborado con sus captores o se habría convertido al islam durante su cautiverio.

El canje del militar el pasado fin de semana ha suscitado polémica en Estados Unidos por las acusaciones de sus antiguos compañeros y porque miembros del Congreso acusan al gobierno del presidente Barack Obama de no haber informado al Congreso de la transferencia de presos de Guantánamo con la antelación que exige la ley.

Bergdahl se encuentra en un centro médico militar en Landstuhl (Alemania) donde está siendo sometido a exámenes médicos y se le está preparando psicológicamente para su vuelta a la normalidad.

Según reveló hoy un fuente oficial a la cadena CNN, el sargento sufrió abusos físicos de sus captores durante los cinco años que estuvo en manos de los talibán y sufre traumas psicológicos.

El alto funcionario contó que Bergdahl intentó escapar en algún momento de su cautiverio, pero fue apresado de nuevo y confinado en un pequeño recinto, que podría ser una caja o una jaula.

Los médicos indicaron este viernes que Bergdahl, de 28 años, se mantiene estable y continúa mejorando, aunque todavía no está preparado para volver a Estados Unidos, según recoge la cadena.

El equipo médico señaló que no hay una línea de tiempo predeterminado para el proceso de recuperación y dependerá del ritmo de su proceso de curación y reintegración.

Pese a que han pasado las 72 horas que normalmente se requieren en estos casos para que, tras su liberación, el prisionero de guerra comience a exponerse al mundo exterior, Bergdahl aún no ha hablado con sus padres.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon